jueves, 21 de enero de 2016

18.- Alubias pintas con costilla de cerdo

¿Alubias, judías o habichuelas? ¿Fabas o mongetes? ¿Frigoles o porotos? ¿Chícharos? Hay tantas formas de denominar a estas semillas como numerosas son sus variedades; he leído que existen ....¡doscientos tipos diferentes de alubias!!!
Es uno de los alimentos conocidos por el hombre más antiguos que existen. 
Las alubias están llenas de vitaminas, proteínas, minerales y fibras ¿te animas a consumirlas?
Hoy te propongo una preparación realmente deliciosa ¿a qué sí, a qué las vas a probar? Hazlas te aseguro de que no te arrepentirás.





Ingredientes para cuatro personas:

  • Aceite de oliva "virgen extra", 2 cucharadas
  • Ajos, 5 dientes
  • Alubias pintas, 500g
  • Cebolla,1
  • Clavos de olor, 4/5 según gusto
  • Costillar de cerdo, 1
  • Harina de trigo, 1 cucharada
  • Hojas de laurel, 2
  • Hueso de jamón, 1
  • Pastilla de caldo de verdura o de carne, 1
  • Pimentón dulce, 1 cucharadita
  • Pimienta negra molida, cantidad al gusto
  • Pimiento verde tipo "italiano", 1
  • Sal fina, al gusto
  • Tomate, 1
  • Zanahoria,1

Utensilios:


  • Cacerola grande, para poner las alubias a remojo
  • Colador grande de cocina
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir la harina de trigo
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir el pimentón dulce
  • Cuchillo grande afilado
  • Pelapatatas o cuchillo pequeño y afilado
  • Tabla para cortar
  • Olla rápida o express

Elaboración:


Dispón las alubias pintas en un recipiente grande, cúbrelas con agua  fría del grifo y déjalas a remojo durante 10-12 horas.



Transcurrido ese tiempo, escurre las alubias sobre un colador grande de cocina, enjuágalas bien bajo el chorro del agua fría del grifo y resérvalas.

 Tras esto, pela y lamina los dientes de ajo.

 Después, pela la cebolla y pícala en trozos pequeños.

A continuación, pela con la ayuda de un pelapatatas o un cuchillo pequeño y afilado la zanahoria; pícala también en trozos pequeños.

Seguidamente, lava bajo el chorro del agua fría del grifo el pimiento verde, sécalo con papel de cocina, y despepítalo; después trocéalo finamente.

Ahora llega el turno del tomate, lávalo con agua fresca del grifo, sécalo con papel de cocina y pártelo en cuatro partes.



Vierte las dos cucharadas de aceite de oliva en la olla donde vas a realizar el guiso y caliéntalo a fuego medio,  teniendo especial cuidado de que no humee.

Introduce en la olla los dientes de ajo picados y dóralos sin quemarlos.

Cuando los ajos estén dorados añade a la olla la cebolla, el pimiento y la zanahoria (todo ello picado) junto a una poquita de sal fina.

Deja que las hortalizas se ablanden a fuego medio durante 15 minutos; Realiza esta operación con la olla tapada, de esta forma las hortalizas se harán antes.



Mientras tanto prepara la carne,

Trocea con la ayuda de un cuchillo grande y afilado el costillar de cerdo; es muy fácil hacerlo sólo tienes que cortar las costillas en trozos a lo largo, por la parte de carne que hay entre costilla y costilla.




Después parte cada trozo en dos y condiméntalo con pimienta negra recién molida.



Transcurrido los 15 minutos de cocción de las hortalizas, introduce las costillas de cerdo troceadas en la olla,  sube el fuego al máximo y rehógalas durante 3 minutos removiendo con tu cuchara de madera de vez en cuando.



Seguidamente añade los clavos de olor, las hojas de laurel y la cucharada de harina de trigo. Remueve.



¡ Importante: prepara un vaso con agua a temperatura ambiente ahora!

Añade  la cucharadita de pimentón dulce y remueve con tu cuchara de madera por 10 segundos; seguidamente y sin dilación vierte a la olla el vaso de agua que tenías preparado. Hay que tener especial cuidado con el pimentón porque se quema enseguida y da un sabor amargo muy desagradable.

Continúa vertiendo agua hasta llenar la mitad de la olla.

Por último, agrega a la olla las alubias pintas escurridas, el tomate troceado, el hueso de jamón y la pastilla de caldo de carne o verduras.


HUESO DE JAMÓN
Añade una poquita más de sal fina y un poco más de agua si esto fuera necesario; todos los ingredientes deben quedar cubiertos por el agua.

Cierra la olla y déjalo cocer el tiempo que indique el fabricante de tu olla.

Consulta la tabla de tiempos en el libro de instrucciones de tu olla, en mi caso, recomendaban tenerlo de 10 a 15 minutos. Yo los dejé 12 minutos contando a partir de que subió la válvula.



Transcurrido el tiempo, aparta la olla del fuego y deja que la válvula baje de forma natural.

Cuando puedas abrir la olla, retira el hueso de jamón, la piel del tomate, las hojas de laurel y los clavos de olor, si eres capaz de encontrarlos!!!!

Sirve y disfruta. Una delicia.



"Tan absurdo y fugaz es nuestro paso por el mundo, que sólo me deja tranquila el saber que he sido auténtica, que he logrado ser lo más parecido a mí misma que he podido".

No hay comentarios:

Publicar un comentario