sábado, 30 de enero de 2016

Salchichas alemanas con pimientos, cebolla y tomate concentrado

¿Os apetece una receta vistosa, apetecible, sencilla, económica y riquísima? Pues aquí la tenéis, unas deliciosas salchichas con un aderezo muy especial. Espero que os guste.


Ingredientes para dos personas:

  • Aceite de oliva "virgen extra", 4 cucharadas
  • Ajos, 4 dientes
  • Caldo de pollo, 300 ml (1 vaso y 1/2)
  • Cebolla, 1
  • Orégano seco, 1 cucharadita
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • Pimiento rojo, 1
  • Pimiento verde, 1
  • Sal fina, al gusto
  • Salchichas alemanas "Bratwurst", 4
  • Tomate concentrado, 1 cuchara colmada
  • Vino blanco seco, a ser posible de buena calidad, 1/3 vaso


Utensilios:

  • Boles de diferentes tamaños
  • Cuchara de madera
  • Cuchara de mesa, te servirá de medida para el tomate concentrado
  • Cucharilla, te servirá de medida para el orégano
  • Cuchillo de cocina grande y afilado
  • Papel de cocina
  • Sartén grande y antiadherente
  • Tabla de cocina para cortar
  • Vaso, te servirá de medida para el vino y el caldo

Elaboración:

Lava bien los pimientos bajo el chorro del agua fría del grifo y sécalos con papel de cocina.




Cuando los pimientos estén bien limpios, despepítalos y corta cada uno por la mitad,; después de esto trocéalos en tiras.




Tras esto, pela y corta la cebolla en julianas.


Vierte 3 cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego medio, nº 5 de la placa vitrocerámica.

A continuación, introduce la cebolla picada en la sartén y sazónala con una poquita de sal fina; déjala que se cocine por espacio de 5 minutos.

Tras esto agrega los pimientos picados y añádeles una poquita de sal fina. Tapa la sartén con su tapadera y deja que las hortalizas se ablanden durante 12 minutos. Remueve de vez en cuando el contenido de la sartén con tu cuchara de madera.

Los pimientos deben quedar un poco "al dente", para conservar su color.




Transcurrido el tiempo, aparta las hortalizas de la sartén y reserva.

En la misma sartén dora las salchichas haciéndolas girar sobre sí mismas para que se hagan por todos lados por igual.



Cuando las salchichas hayan adquirido un bonito color dorado, apártalas de la sartén y déjalas enfriar un poco.

Tras esto trocea las salchichas en trocitos del tamaño de un bocado.

Seguidamente pela y pica los dientes de ajo.




Vierte la otra cucharada de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los dientes de ajo y fríelos.

A continuación pon las salchichas troceadas en la sartén y reserva la sartén fuera del fuego.

Para elaborar la salsa, 


Mezcla el caldo de pollo, con el vino blanco y el tomate concentrado.




Vierte esta mezcla sobre las salchichas y los ajos.

Tras esto agrega la cucharadita de orégano y un poco de pimienta negra recién molida.


Lleva nuevamente la sartén al fuego y déjalo cocer  tapado durante 15 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando con la cuchara de madera.




Por último añade los pimientos y la cebolla a la sartén; remueve y  deja la sartén al fuego durante 5 minutos más.



Puedes servirla con arroz blanco hecho en el microondas o con patatas fritas.

B U E N Í S I M A S



"Lo que opinas de ti mismo es mucho más pertinente que lo que los demás opinan de ti". Séneca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario