viernes, 12 de febrero de 2016

San Jacobos de berenjenas con salsa de pimientos del piquillo

Hoy os traigo unos San Jacobos muy especiales, en mi casa solemos comerlos en las cenas acompañados de mayonesa pero en esta ocasión he querido darles un toque especial, los he acompañado de una riquísima salsa. Espero de todo corazón que os guste.





Ingredientes para 4 personas:

Para los San Jacobos:


  • Berenjena grande, 1
  • Jamón york, 4 lonchas
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • Queso en loncha, puedes usar el que más te guste, yo usé "Gouda", 4 
  • Sal fina, al gusto

Para el rebozado:


  • Aceite de oliva suave, 2 vasos
  • Harina de trigo, la que se necesite 
  • Huevos tamaño XL, 2
  • Pan rallado, el que se necesite


Para la salsa de pimientos del piquillo:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 2 cucharadas
  • Caldo de pollo, 1/2 vaso
  • Cebolla tamaño grande, 1
  • Pimienta negra, al gusto
  • Pimientos del piquillo, 1 lata de 240g "peso neto"
  • Sal fina, al gusto

Utensilios:


  • Batidora eléctrica
  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchillo grande y afilado
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Paño de cocina
  • Plato hondo o bol, 3
  • Plato llano
  • Sartén profunda
  • Tabla de cocina para cortar
  • Varillas manuales

Elaboración:

Comenzaremos elaborando la salsa:


Pela y pica la cebolla en dados.

Vierte las dos cucharadas de aceite de oliva en una cacerola pequeña y caliéntalo a  baja temperatura, nº 4 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite haya alcanzado un poco de temperatura introduce la cebolla picada en él y sazónala con 1/2 cucharadita rasa de sal fina. Tapa la cacerola y deja que la cebolla se ablande por espacio de 12 minutos.



Cuando la cebolla esté transparente, añade el contenido de la lata de pimientos del piquillo troceado y déjalo rehogar junto a la cebolla durante 6 minutos más a la misma temperatura y con la cacerola tapada.



Tras esto añade el caldo de pollo y déjalo cocer a temperatura media, nº 7 de la placa vitrocerámica durante 10 minutos más. Realiza esta operación con la cacerola tapada.



Transcurrido el tiempo, retira la cacerola del fuego y tritura el contenido de la cacerola hasta obtener una crema lisa. Añade ahora una pizca de pimienta negra recién molida para potenciar el sabor y rectifica de sal fina si fuera necesario.


Esta salsa la puedes dejarla  echa con antelación y calentarla en el momento de servir.


Ahora vamos a elaborar los San Jacobos:


Comenzaremos lavando muy bien la berenjena bajo el chorro del agua fría del grifo y secándola con un trozo de papel de cocina.

Luego, corta la berenjena en 8 rodajas, el tamaño de las rodajas dependerá de lo grande o pequeña que sea la berenjena.



Después coloca las rodajas de berenjena sobre un paño limpio y seco de cocina y salpiméntalas con sal fina y pimienta negra recién molida al gusto. 



Nota:

 Hay quien deja reposar las berenjenas 20 minutos sobre un paño de cocina, después las lavan bajo el chorro del agua fría del grifo, las secan, las salan  nuevamente y tras todo esto la cocinan. Yo no hago nada de esto porque he probado la técnica anterior y a mí me saben igual, además estas berenjenas no amargan nada, mis hijos se las comen tal cual y les encanta.

A continuación vamos a colocar una loncha de queso y otra de jamón york sobre cuatro rodajas de berenjena y tras esto tapamos con las otras cuatro rodajas de berenjena de manera que nos quede una especie de bocadillo.



Tras esto casca los huevos, échalos en un plato y bátelos con tu varillas manuales.

Seguidamente dispón un poco de harina de trigo en un plato hondo o en un bol.

A continuación echa un poco de pan rallado en otro plato hondo o bol.

Luego, pasa cada "bocadillo de berenjena" por la harina, seguidamente por el huevo batido y finaliza rebozándolos en pan rallado.


Vierte ahora, los dos vasos de aceite de girasol en la sartén y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 8 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente, introduce cada "bocadillo de berenjena" en el aceite y fríelo hasta que estos estén bien dorados.

Seguidamente sácalos de la sartén con la ayuda de la espumadera y déjalos reposar unos minutos sobre un plato llano cubierto de papel de cocina para eliminar la grasa sobrante.

Sirve los San Jacobos de berenjenas acompañados de la salsa de pimientos del piquillo y si lo deseas puedes completar el plato con una ensalada de otoño.

D E L I C I O S O S



 "Existen dos formas de ser engañados. Una es creer lo que no es verdad, la otra es negarse a ver la verdad". Soren Kierkegaard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario