martes, 15 de marzo de 2016

95.- Flamenquines de pavo con tomillo

¡Qué inteligentes somos!  Ha exclamado mi hijo Gabriel (refiriéndose a la raza humana en general) al ver este mensaje en la pantalla del ordenador de su hermano preadolescente.-¿Kdm asdc? Mlm ca y nva. B7s. Traducción: ¿Quedamos al salir de clase? Mándame un mensaje cuanto antes y nos vemos allí. Besitos. A mí que me perdonen, pero yo veo ese mensaje en la pantalla de mi ordenador y pienso que un ser extraterrestre ha entrado en contacto conmigo y directamente mando el mensaje a la NASA!!!!! ¿Pero por Dios, quién entiende eso? Estos chicos deben de codificar sus mensajes para que padres cotillas (entre los cuales yo me incluyo) no puedan entender sus comunicaciones.

No obstante como yo nací y me eduqué en el siglo XX, mis textos siguen teniendo todas las letras y así con una letra detrás de otra os dejo esta receta, espero que os guste.




Ingredientes para 4 flamenquines:


  • Fiambre de pavo, 4 lonchas
  • Filetes de pavo, 4
  • Queso tierno mezcla, 4 lonchas

Para el rebozado y la fritura:

  • Aceite de girasol, 2 vasos aproximadamente
  • Huevos tamaño XL, 2
  • Pan rallado, el que se necesite para el rebozado

Condimentos:

  • Pimienta negra molida, al gusto
  • Sal fina, al gusto
  • Tomillo fresco o seco, 1 cucharadita

Utensilios:


  • Fuente o plato hondo grande
  • Platos hondos y uno llano
  • Palillos "mondadientes"
  • Papel de cocina
  • Pinzas de cocina
  • Sartén

Elaboración:


Comienza extendiendo los filetes de pavo sobre la superficie de trabajo y salpiméntalos con sal fina y pimienta negra molida por ambas caras y resérvalos.

Después coloca las lonchas de fiambre de pavo sobre la superficie de trabajo y dispón una loncha de queso sobre cada una de ellas.




Seguidamente acomoda los filetes de pavo salpimentados encima de las lonchas de queso y enrolla el conjunto por su parte más larga para darle forma de flamenquín.




Tras esto, sujeta los flamenquines con palillos para que mantengan su forma.




A continuación casca los huevos sobre un plato hondo y bátelos.

Mezcla ahora en una fuente grande el pan rallado con el tomillo y mézclalo.




Luego pasa cada flamenquín por los huevos batidos primero y por el pan rallado condimentado después. Repite esta operación con cada flamenquín para que el empanado quede más grueso y crujiente.



Cuando tengas los flamenquines empanados, vierte abundante aceite de girasol en una sartén honda y caliéntalo a temperatura alta.




Fríe cada flamenquín en el aceite caliente hasta que estos estén dorados.

Cuando estén dorados sácalos de la sartén con la ayuda de las pinzas de cocina y déjalos reposar en un plato llano cubierto por papel de cocina.

Sírvelos con una ensalada verde aderezada con aceite, sal fina y limón o acompañados de patatas fritas o arroz blanco hervido aderezados por alguna salsa.




QUEDAN MUY TIERNOS Y SABROSOS



"No importa lo que fuimos o lo que hicimos, importa lo que somos y hacemos ahora."


No hay comentarios:

Publicar un comentario