viernes, 18 de marzo de 2016

Fusillis con brócoli, dátiles y bacon.- Con un toque dulce








Ingredientes para 2 personas:


  • Bacon, 4 lonchas
  • Brócoli fresco o congelado, 8-10 arbolitos
  • Dátiles, 10-12 unidades
  • Fusillis, pasta corta en forma de espiral, 180g
  • Mantequilla o margarina, 1 cucharadita
  • Nata líquida "especial cocina", 2 cucharadas soperas
  • Sal gruesa, una cucharada más una cucharadita
  • Sal fina, al gusto
  • Pimienta negra molida, al gusto
  • Queso rallado emmental, gruyere o parmesano, una cucharada por persona

Utensilios:


  • Cacerola alta
  • Cuchara de postre, te servirá de medida para la mantequilla o margarina
  • Cuchara sopera, te servirá de medida para la sal gruesa
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo 
  • Escurridor grande
  • Espumadera
  • Plato llano
  • Sartén antiadherente
  • Tabla de cocina para cortar


Elaboración:


Comienza cociendo los fusillis en abundante agua con una cucharada de sal gruesa el tiempo que indique el fabricante.

Cuando los fusillis estén "al dente", escúrrelos sobre un colador grande de cocina,  refréscalos bajo el chorro del agua fría del grifo durante 30 segundos. Tras esto, agita suavemente el escurridor para que suelten toda el agua y resérvalos.



Seguidamente cuece los arbolitos de brócoli en la misma cacerola o en otra más pequeña con una poquita de agua, la justa para que cubran los brócolis y una cucharadita pequeña de sal gruesa durante 4-5 minutos o hasta que estén "al dente", contando a partir de que el agua comience a hervir.



Cuando los brócolis estén en su punto, sácalos de la cacerola con la ayuda de una espumadera y resérvalos en un plato llano.

A continuación trocea los dátiles.



Tras esto, echa una cucharadita de mantequilla o margarina en la sartén y caliéntala a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica,  pero sin que llegue a quemarse.



Cuando la mantequilla o margarina esté fundida, agrega los trozos de dátiles a la sartén y saltéalos durante 2-3 minutos.



Después, retíralos de la sartén y reserva.

En la misma sartén y sin añadir nada de grasa, añade las lonchas de bacon troceadas y fríelas hasta que estén doradas y crujientes.


Cuando los trozos de bacon estén dorados, añade a la sartén los fusillis, los arbolitos de brócolis cocidos, los trozos de dátiles, las dos cucharadas de nata líquida, una poquita de sal fina al gusto y una poquita de pimienta negra molida también al gusto, saltea hasta que todo el conjunto esté caliente y sirve en los platos.



Para finalizar, espolvorea cada plato con una cucharada de queso rallado.



Sano y con un toque dulce.





A disfrutar!!!

"Para enseñar a un niño se necesita más corazón que ciencia"



No hay comentarios:

Publicar un comentario