martes, 8 de marzo de 2016

Patatas con costillas de cerdo

Me gusta salir a comer fuera de vez en cuando, pero debo reconocer que donde mejor estoy es en mi casa, junto a mi familia, disfrutando de estupendas comidas y largas sobremesas, cada uno hablando de lo suyo, compartiendo nuestras vivencias, opiniones y sentimientos y el placer y el disfrute aumentan exponencialmente cuando puedes gozar de platos tan suculentos como el que os presento hoy. Simplemente delicioso. Espero que os guste.





Ingredientes para 4 personas:

(Los ingredientes están organizados por orden alfabético)

  • Aceite de oliva "virgen extra", 6 cucharadas
  • Ajos, 4 dientes
  • Caldo de pollo, 600 ml (en su defecto puedes usar una pastilla de caldo de pollo y 600ml de agua)
  • Cebolla,1
  • Costilla de cerdo, 1Kg
  • Laurel, 2 hojas
  • Patatas, 4
  • Pimentón dulce, 1 cucharadita
  • Pimienta negra molida, al gusto
  • Pimiento rojo, 1/2
  • Sal fina, al gusto
  • Tomate frito, un brick de 200ml aprox.

Utensilios:

  • Cacerola amplia con su tapadera
  • Cuchara, te servirá de medida para el aceite
  • Cuchara de madera
  • Cucharilla pequeña, te servirá para medir el pimentón dulce
  • Cuchillo afilado
  • Pinzas de cocina
  • Plato llano
  • Tabla para cortar

Elaboración:


Vamos a comenzar cortando el costillar del cerdo en trozos, es muy fácil hacerlo sólo tienes que cortar las costillas en trozos largos por la parte de carne que hay entre costilla y costilla.



Una vez que  tengas el costillar de cerdo troceado salpiméntalo al gusto con sal fina y pimienta negra recién molida. Reserva.

Seguidamente pela los dientes de ajo y déjalos enteros.

Tras esto, vierte  las seis cucharadas de aceite de oliva en la cacerola y caliéntalo a fuego medio-alto, nº8 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente añade los dientes de ajo y sofríelos durante 2 minutos, dándoles la vuelta con la ayuda de tus pinzas de cocina a la mitad de cocción.


A continuación, introduce los trozos de costilla salpimentados en la cacerola junto a los dientes de ajo y sofríelos durante 6 minutos aproximadamente, dándoles la vuelta a mitad de cocción para que se doren por todos lados.

Cuando los trozos de costilla de cerdo estén dorados, sácalos de la cacerola ayudándote de tus pinzas de cocina y resérvalos en un plato junto a los dientes de ajo.



Seguidamente pela y pica la cebolla en julianas.

Pica también el medio pimiento rojo en tiras, desechando las semillas.


Para hacer el sofrito vamos a usar el aceite que te ha sobrado de freír los trozos de costilla.

El fondo de tu cacerola tendrá un aspecto similar al que te muestro en la fotografía, no te preocupes, cuando hagamos el sofrito los restos del fondo se desprenderán y darán sabor al guiso.


Introduce ahora, la cebolla y el pimiento picado en la cacerola, añádele media cucharadita rasa de sal fina y cocínalas durante 10 minutos a fuego medio con la cacerola tapada.

Transcurrido el tiempo destapa la cacerola e introduce los trozos de costilla de cerdo y los dientes de ajo que tenías reservado.

Agrega también a la cacerola, las dos hojas de laurel y el brick de tomate frito.



Remueve con tu cuchara de madera y añade a continuación la cucharadita de pimentón dulce.



Tras esto vuelve a remover el contenido de la cacerola y agrega el caldo de pollo, o como en mi caso, el agua y la pastilla de caldo de pollo.



A continuación, deja cocinar el contenido de la cazuela durante 20 minutos a fuego medio-alto, nº 8 de la placa vitrocerámica.

Mientras tanto, pela y trocea las patatas en trozos grandes.

Transcurrido los 20 minutos, introduce las patatas en la cacerola y déjalas hacer a la misma temperatura  durante 20 minutos más o hasta que estén tiernas.



Prueba y rectifica de sal.

Sirve caliente.

B U E N Í S I M A S

"Dios no creó el mal, el mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los seres humanos". Einstein.

No hay comentarios:

Publicar un comentario