viernes, 8 de abril de 2016

Lomo de cerdo con leche, hierbas aromáticas y coñac

El lomo de cerdo tiene muchos retractores porque consideran que es una carne muy dura pero nada más lejos de la realidad, lo que ocurre es que el lomo necesita muy poca cocción, si le coges el punto exacto de cocción os aseguro que os saldrá muy tierna y jugosa además es una carne muy económica, se adapta a cualquier receta pues admite casi cualquier ingrediente y por si esto fuera poco cunde muchísimo. Espero que os guste la receta de hoy.





Ingredientes para 6 personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 3 cucharadas
  • Cebolla, 2
  • Coñac, 1/3 de vaso
  • Leche entera o semidesnatada, 2 vasos
  • Lomo de cerdo en una pieza, 600-800g
  • Mantequilla, 1 cucharada colmada
  • Pastilla de caldo de carne o pollo, 1/2
  • Sal, al gusto
  • Vino blanco seco, 1/2 vaso


Especias:


  • Albahaca, 1 cucharadita colmada
  • Laurel, 2 hojas
  • Pimienta negra molida, 1/2 cucharadita
  • Romero, 1 cucharadita colmada
  • Tomillo, 1 cucharadita colmada


Utensilios:


  • Batidora eléctrica
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el aceite y la mantequilla
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir las especias
  • Cuchillo grande y afilado
  • Olla tradicional, express o superrápida con su tapadera a presión
  • Tapadera normal que encaje en la olla


Elaboración:


Comienza pelando y picando las cebollas en julianas. Resérvala.




Condimenta la pieza de lomo de cerdo por ambas caras con pimienta negra molida, tomillo, romero y albahaca. 




Vierte las tres cucharas de aceite de oliva en la olla y caliéntalo a fuego fuerte.

Cuando el aceite de oliva esté caliente pero sin que llegue a humear, introduce la pieza de lomo de cerdo en la olla y dórala por todos sus lados.

Cuando el lomo esté dorado retíralo de la sartén, sazónalo al gusto con sal fina y resérvalo en un plato llano.




Baja el fuego al nº 4 de la placa vitrocerámica (fuego bajo) y añade la cucharada de mantequilla.

Cuando la mantequilla esté fundida pero sin que llegue a quemarse agrega la cebolla picada y déjala que se cocine junto a una poquita de sal fina durante 12 minutos. Realiza esta operación con la olla tapada con una tapadera normal.

Transcurrido el tiempo vuelve a introducir la pieza de lomo en la olla junto a las dos hojas de laurel.

Vierte a continuación el medio vaso de vino blanco seco y deja que el alcohol se evapore por espacio de 2 minutos aproximadamente.

Tras esto vierte el coñac y deja nuevamente que el alcohol se evapore durante otros dos minutos aproximadamente.

Cuando el líquido se haya reducido casi al máximo vierte los dos vasos de leche junto con la media pastilla de caldo de carne o de pollo.  Remueve un poco con tu cuchara de madera para deshacer la pastilla y cierra la olla con su tapadera a presión.




Deja cocinar el lomo el tiempo que te indique el fabricante de la olla en su libro de instrucciones, pero a modo de indicación os diré que:

  • En una olla superrápida,  el tiempo es de  7 minutos contando a partir de que suban las dos rayas de la tapadera a presión.
  • En un olla express el tiempo es de 15 minutos contando a partir de que suba la válvula.
  • En un olla tradicional el tiempo es de 35-45 minutos. En este caso se puede ir comprobando el estado de la carne.

Transcurrido el tiempo de cocción retira la olla del fuego y deja que la válvula baje de forma natural.

Cuando puedas abrir la olla, retira la pieza de lomo y tritura la salsa.




Deja a continuación que el lomo se enfríe un poco antes de proceder al corte. 

Yo lo dejo enfriar a temperatura ambiente y lo corto en lonchas muy finas en una máquina de cortar chacinas.

Antes de consumir vierto la salsa triturada en una olla normal y la caliento a fuego fuerte removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

Cuando la salsa está caliente introduzco las lonchas de lomo en ella y las dejo unos 30 segundo para que tomen temperatura.


Tras esto ya sólo queda catarlo y disfrutarlo.





BUENÍSIMO.


"Lo más importante que aprendí después de los cuarenta años es a decir no cuando es no".


5 comentarios:

  1. Normalmente no soy muy de carne de cerdo...(Excepto el jamón serrano, OF COURSE), pero cocinado así primero marcada, y después guisada en esa salsa tan prometedora....¡te aseguro que me comía un platazo para cenar!

    ResponderEliminar
  2. Hola Sandra! qué tal?
    Hace días hice esta receta, la verdad es que quedó muy sabrosa, además de tierna (y eso que yo no soy muy de lomo por lo seco que es) y la salsa estaba estupenda. Pero te quiero preguntar, el aspecto con el que me quedó la salsa, fue como si se hubiera cortado la leche, no sé. Al principio pensé que se me había fastidiado, pero al probar la salsa, ésta estaba muy sabrosa. No la trituré (sobre todo por disimular el aspecto feote que hacía) porque le había añadido champiñones y quería que se vieran los trozos. A ti te ha pasado con ésta salsa? Puede ser que se me cortara (por la leche , digo)
    Ya te digo que quedó de lujo y nos hartamos de mojar pan, pero la verdad es que el aspecto que tenía después de los 40' de chup chup, tiraba un pelín pa'trás.....
    De todas maneras, pienso volver a hacerla de nuevo, porque en casa gustó y gustó mucho y eso de que puedas prepararla de antemano es un lujo....

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Anandaira, me alegro mucho de que te gustara la receta pero lamento mucho el aspecto de la salsa. A ver, te cuento: -Esta salsa DEBE TRITURARSE SIEMPRE, la leche al cocinarse junto a la carne adquiere un color parduzco y efectivamente da la sensación de que se ha cortado; pero no es así, la leche está bien, lo que ocurre es que la leche no es capaz de homogeneizar las sustancias que desprende la carne, no entiendo a nivel químico porqué ocurre esto, pero es así. Por eso las salsas a base de leche hay que triturarlas siempre (siempre y cuando no se haya hecho antes un roux). Si deseas añadirle champiñones lo que yo haría sería preparar la salsa tal como describo en la receta y saltear los champiñones previamente picados en una sartén aparte con un poco de aceite de oliva. Cuando los champiñones hayan perdido todo el agua que desprenden (que esta también podría ser otra de las causas del aspecto raro de la salsa) se los añades a la salsa triturada y los deja cocer un poco con el objetivo de que la salsa coja el sabor de los champiñones. De esta forma no sólo tienes el sabor sino también el aspecto. Espero haberte ayudado. Si tienes cualquier otra duda por favor no dudes en escribirme que yo te contesto encantada. Un abrazo enorme y mil gracias por seguir mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra!
      No, no te preocupes! si quedó la mar de rica, de verdad. El aspecto me preocupó porque p0ensé que se había echado a perder, pero no! que estaba la mar de sabrosa.
      Ves? lo de que debe de triturarse siempre, no tenía ni idea. La verdad es que pensé en triturarla, pero no caí en que debería de haber echado los champis después (a veces una es cortita sin proponérselo jajajaja)....pero bueno, para la siguiente ya lo sé.

      Oye, muchísimas gracias por las explicaciones, por éstas, y por todas las que das en tu blog

      Un besazo

      Eliminar
    2. Hola Sandra!
      Por si quieres echarle un vistazo a la receta.

      Un abrazo guapa

      Eliminar