sábado, 23 de abril de 2016

Merluza en salsa de tomate con orégano

Otra más de las cientos de recetas que aún me quedan por publicar, espero que sigáis conmigo.....







Ingredientes para 4 personas:

Para la elaboración de este plato he comprado un paquete de  filetes grandes de merluza congelados porque es mucho más económicos que el pescado fresco y estos pescados se procesan y se congelan en el  momento de su pesca por lo que guardan todas sus propiedades intactas.

  • Aceite de oliva "virgen extra", 4 cucharadas
  • Aceite de girasol o de oliva suave, 1 vaso para freír el pescado
  • Agua, 600ml
  • Ajo, 4 dientes
  • Caldo de pescado, 1 pastilla
  • Cebolla, 1
  • Harina de trigo, 1 cucharada más un poco para enharinar el pescado
  • Laurel, 2 hojas
  • Merluza en filetes grandes, 6
  • Orégano seco, 1 cucharadita
  • Pimienta negra molida, al gusto
  • Sal fina, al gusto
  • Tomate frito, 200 ml (1 vaso)
  • Vino blanco seco, 1/2 vaso

Utensilios:

  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir la harina y el aceite
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir el orégano
  • Cuchillo grande y afilado
  • Pinzas de cocina
  • Plato hondo para enharinar el pescado
  • Sartén grande
  • Tabla para cortar
  • Vaso, te servirá para medir el vino

Elaboración:


Si has optado por los filetes de merluza congelados, descongélalos debidamente siguiendo las instrucciones del fabricante.

Comienza pelando y picando la cebolla en dados.

Después aplasta con la ayuda de un cuchillo los dientes de ajo y déjalos enteros.

Seguidamente vierte las cuatro cucharadas de aceite de oliva en una cacerola y caliéntalo a fuego medio.

Cuando el aceite esté caliente agrega las cebollas picadas y los dientes de ajo enteros y machacados junto a una poquita de sal fina. Tapa la cacerola y deja que la cebolla se ablande por espacio de 12-15 minutos removiendo de vez en cuando con tu cuchara de madera.




Cuando la cebolla esté transparente añade una cucharada de harina de trigo y remueve durante 1 minuto.

Tras esto vierte el medio vaso de vino blanco seco, remueve con tu cuchara de madera y deja que el alcohol del vino se evapore a fuego fuerte durante 2 minutos.




Cuando el vino haya reducido su volumen agrega el agua, la pastilla de caldo de pescado y las hojas de laurel.




A continuación añade el tomate frito y la cucharadita de orégano. Remueve bien y deja que la salsa reduzca a fuego medio removiendo de vez en cuando con tu cuchara de madera.




Mientras tanto salpimenta por ambas caras los filetes de pescado con sal fina y pimienta negra molida al gusto.

Tras esto córtalo en trozos grandes.




Seguidamente echa una poquita de harina de trigo en un plato hondo  y enharina los filetes de pescado.

Después vierte el vaso de aceite de girasol o de oliva suave en la sartén y caliéntalo a fuego fuerte.

Cuando el aceite esté caliente fríe brevemente (30 segundos por cada lado) los filetes de merluza.




Transcurrido el tiempo retira los filetes de merluza de la sartén con la ayuda de unas pinzas de cocina y colócalos en la cazuela junto a la salsa de tomate.

Cocina el pescado junto a la salsa durante 4-5 minutos a fuego medio.



Sírvelo caliente acompañado de patatas fritas.

Delicioso.

"Saber hacer una cosa es fácil, hacerlo es difícil"

No hay comentarios:

Publicar un comentario