miércoles, 27 de abril de 2016

Salmón asado con salsa tzatziki

Soy una enamorada del salmón, simplemente me encanta. Lo como de muchas formas diferentes pero esta sin duda es una de las que más me gustan. Esta popular salsa griega de sabor fresco y ligeramente picante combina perfectamente con el sabor algo fuerte y graso del salmón. Espero que os guste.






Ingredientes para 2 personas:

Para el salmón necesitamos:

  • Aceite de oliva "virgen extra",
  • Eneldo en especias,
  • Pimienta negra molida, al gusto
  • Sal fina, al gusto 
  • Salmón fresco, 2 buenas rodajas

Para la salsa tzatziki necesitamos:

  • Aceite de oliva "virgen extra", 1 cucharada
  • Ajo, 1 diente
  • Hojas de menta o hierbabuena, 8 
  • Limón, el zumo de 1/2
  • Pepino, 1
  • Pimienta negra molida, al gusto
  • Sal fina, al gusto
  • Yogur griego sin azúcar, 2 

Utensilios:

  • Boles, varios de diferentes tamaños
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el aceite de oliva
  • Colador
  • Cuchillo afilado
  • Papel de cocina
  • Pinzas de cocina
  • Rallador 
  • Sartén grande y antiadherente
  • Tabla de cocina para cortar


Elaboración:


Vamos a comenzar realizando la salsa tzatziki:

Para ello lava bajo el chorro del agua del grifo el pepino, sécalo bien usando un trozo de papel de cocina, córtale los extremos y rállalo.




Una vez lo tengas rallado debes exprimirlo bien usando las manos para que suelte parte de su agua.

Tras esto déjalo  reposar dentro de un colador, apoyado en un bol,  durante 1 hora dentro del frigorífico, para que siga soltando agua.




Transcurrido el tiempo sácalo del frigorífico y vuélvelo a escurrir usando las manos.

Después colócalo en un bol y añádele el diente de ajo rallado, las hojas de menta picadas y el zumo de medio limón eliminando previamente las pepitas. Mezcla todo bien.



Seguidamente añade los dos yogures griegos sin azúcar, una poquita de sal fina y pimienta negra molida al gusto; vuelve a mezclar todo bien.




Por último rocía la salsa con una cucharada de aceite de oliva.

Déjala reposar bien tapada en el frigorífico hasta la hora de servir.



Ahora seguiremos con la realización del salmón:

Para ello salpimenta las rodajas de salmón con sal fina y pimienta negra molida y espolvoréalas con un poco de eneldo seco por ambas caras.

Tras esto vierte dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén y caliéntalo a fuego fuerte.

Cuando el aceite esté caliente introduce las rodajas de salmón y fríelas 1 minuto por cada lado. No las tengas más tiempo del recomendado en la sartén pues de lo contrario el pescado te quedará muy seco y correoso.




Sírvelo caliente acompañado de la salsa tzatziki.

Como guarnición tomamos "judías verdes al limón".

Me encanta....

"Esperar una felicidad demasiado grande es un obstáculo para la felicidad"

No hay comentarios:

Publicar un comentario