miércoles, 1 de junio de 2016

Habas encebolladas al vino blanco

Entre las muchas propiedades que las habas aportan a nuestro organismo hay una que me ha llamado la atención y es que son buenas para la memoria, propiedad que me beneficia mucho, jejejejejeje!! Hoy os propongo una forma deliciosa, fácil, económica y ligera de prepararlas, podréis pensar que al no ir acompañadas de morcilla, chorizo o jamón carecerán de sabor, pero nada más lejos de la realidad, son absolutamente sabrosas. Espero que lo comprobéis por vosotr@s mismos. Feliz día.





Ingredientes para 2 personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 4 cucharadas
  • Agua, 600 ml
  • Ajos, 4 dientes
  • Caldo de verdura, 1 pastilla
  • Cebolla tamaño grande, 2
  • Habas desgranadas congeladas, 400 gr, si son frescas pon un poco menos
  • Laurel, 4 hojas
  • Pimienta negra molida, 1/2 cucharadita
  • Sal fina, al gusto
  • Vino blanco seco, 1 vaso grande

Utensilios:


  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el aceite
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir la pimienta negra molida
  • Cuchillo grande y afilado
  • Tabla de cocina para cortar
  • Vaso, te servirá de medida para el vino

Elaboración:


Estas son las hortalizas que vamos a utilizar:






Comienza pelando y picando las cebollas en julianas.




Seguidamente pela y pica los ajos en láminas.

A continuación vierte las cuatro cucharadas de aceite de oliva en la cacerola y caliéntalo a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente añade los dientes de ajo picados y sofríelos hasta que estén dorados.

Tras esto agrega las cebollas picadas junto a una poquita de sal fina; remueve con tu cuchara de madera y tapa la cacerola con su tapadera; deja que las cebollas se ablanden durante 15 minutos o hasta que estén transparentes.

Transcurrido el tiempo añade las cuatro hojas de laurel, la media cucharadita de pimienta negra molida y las habas; remueve con tu cuchara de madera y vierte el vaso del vino blanco.



Seguidamente agrega el agua y la pastilla de caldo de verduras; remueve con tu cuchara de madera, tapa la cacerola y deja cocer las habas a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica durante 45 minutos o hasta que las habas estén tiernas.




Transcurrido el tiempo, este sencillísimo guiso de habas ya está listo para consumir.

Este guiso se puede hacer de un día para otro.

Sirve caliente.



Yo las serví acompañadas de unas "berenjenas rebozadas crujientes", un menú sano y bastante económico. Espero que os guste.



Y llegó el verano a las redes sociales.....









2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias guapísima. Perdonar el silencio de estas últimas semanas, pero ha estado mi suegro hospitalizado y han sido días duros. Un beso y feliz lunes.

      Eliminar