viernes, 22 de julio de 2016

212.- Ensalada de pasta con atún y gambas

Una opción fantástica para arreglar un almuerzo o una cena en verano son las ensaladas de pasta frías. Son muy versátiles, puedes emplear casi cualquier producto que tengas en la nevera, son fáciles de preparar y están riquísimas. Aquí os presento una posible opción pero como ya he mencionado, las posibilidades son infinitas.





Ingredientes para 4 personas:


  • Atún en aceite de oliva o vegetal, 2 latas de 80 g c/u
  • Gambas peladas y congeladas, 150 g
  • Maíz dulce, 1 lata de 150 g
  • Palitos de surimi congelados o refrigerados, 10 unidades
  • Pasta corta, 300 gr
  • Sal fina, 1 cucharadita rasa para hervir las gambas
  • Sal gruesa, 1 cucharada sopera para hervir la pasta


Para la vinagreta:

  • Aceite de oliva "virgen extra", 6 cucharadas
  • Sal fina, 1 cucharadita
  • Zumo de limón natural, 4 cucharadas

Utensilios:

  • Bol o ensaladera
  • Bol pequeño o bote de cristal para elaborar la vinagreta
  • Cacerola
  • Cazo
  • Cuchara de madera
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir la sal fina
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el zumo de limón y el aceite
  • Escurridor grande de cocina
  • Film transparente


Elaboración:



Lo primero que debemos hacer es descongelar las gambas siguiendo las instrucciones del paquete.

Cuando las gambas estén descongeladas cuécelas durante 2 minutos en un cazo con agua hirviendo y  una cucharadita de sal fina. (Los 2 minutos se cuentan a partir de que el agua comience de nuevo a hervir)

Transcurrido el tiempo escurre las gambas y resérvalas.

Si has comprado los palitos de surimi congelados, descongélalos siguiendo las instrucciones del fabricante.

Cuando estén descongelados, córtalos en trozos y resérvalos.

A continuación cuece la pasta en abundante agua con una cucharada de sal gruesa el tiempo que indique el fabricante del paquete.

Cuando la pasta esté "al dente", escúrrela sobre un escurridor grande de cocina y refréscala unos segundos bajo el chorro del agua fría del grifo, después agita suavemente el escurridor para eliminar el agua sobrante y resérvala.

Seguidamente mezcla en la ensaladera la pasta, las gambas, los palitos de surimi, el maíz dulce previamente escurrido y el atún (puedes añadir también el aceite de las latas de atún, le dará un extra de sabor).

Tras esto tapa la ensaladera y consérvala en el frigorífico hasta la hora de servir.

Cuando os la vayáis a comer prepara la vinagreta, mezclando en un bol o tarro de cristal el aceite de oliva, el zumo de limón y la sal fina.




Aliña la ensalada de pasta con el aliño y sirve.

Espero que os guste. Feliz día.


"La soledad no es estar sólo, es estar vacío".-Séneca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario