martes, 23 de agosto de 2016

¿Cómo freír pimientos verdes?

A veces una es feliz con las cosas más sencillas; yo disfruto muchísimo comiendo pimientos fritos, para mí son absolutamente deliciosos e indispensables en la dieta mediterránea.  En este post os voy a enseñar la forma correcta de freírlos para que queden tiernos y cremosos, ¡ya veréis que cosa más rica!









  • Lo primero que debes hacer es elegir pimientos frescos, de color verde intensos y duros al tacto.


  • Antes de su elaboración lávalos bien bajo el chorro del agua fría del grifo y sécalos con un trozo de papel de cocina.
  • Seguidamente quítales el rabo y las semillas.


  • A continuación vierte abundante aceite de oliva en una sartén amplia y caliéntalo.
  • Cuando el aceite esté caliente echa los pimientos y baja el fuego al nº 3 o 4 de la placa vitrocerámica.
  • Ahora sólo es cuestión de paciencia, pues los pimientos necesitarán unos 20 minutos de cocinado a fuego lento para que queden tiernos y cremosos. 
  • Gira los pimientos de vez en cuando durante la cocción para que se hagan por igual por todos lados.


  • Transcurrido el tiempo sácalos de la sartén y déjalos reposar sobre un plato llano cubierto de papel de cocina para eliminar la grasa sobrante.
  • Tras esto añade un poco de sal gruesa y tus pimientos ya están listos para consumir.

Tal cual los hemos hecho los podemos servir para acompañar una tortilla de patatas, unos filetes de lomo o de pechuga de pollo. Otra forma de acompañarlos es como os muestro en la fotografía, con patatas fritas y huevos fritos.



Espero que este post os sea de utilidad.




3 comentarios:

  1. Mi hijo y yo, como antes mi abuela, los comemos con patatas cocidas solo. Es increíble que algo tan sencillo esté tan rico!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que si? A mí me ocurre lo mismo, simplemente me encantan. Un abrazo Josela.

      Eliminar
    2. ¿Verdad que si? A mí me ocurre lo mismo, simplemente me encantan. Un abrazo Josela.

      Eliminar