viernes, 19 de agosto de 2016

Croquetas de bacon y parmesano

Bienvenidos a mi blog, para el día de hoy os propongo unas riquísimas croquetas de bacon y parmesano, las podéis servir con una sopa o con una ensalada para un menú completo. Feliz día.





Ingredientes para 26/30 croquetas:

  • Aceite de oliva, 2 cucharadas
  • Bacon en tacos, 300 gr
  • Cebolla, 1
  • Harina de trigo, 60 gr 
  • Leche, 2 vasos (500 ml)
  • Mantequilla, 60 gr
  • Nuez moscada rallada, 1/2 cucharadita
  • Parmesano rallado, 100 gr
  • Pimienta negra molida, 1/2 cucharadita
  • Sal fina, cantidad al gusto

Para el rebozado:

  • Harina de trigo, 20 cucharadas colmadas aproximadamente
  • Huevos, 2
  • Pan rallado, 20 cucharadas colmadas aproximadamente

Para freírlas:

  • Abundante aceite de girasol

Utensilios:


  • Cacerola
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande y afilado
  • Espumadera
  • Film transparente
  • Papel de cocina
  • Platos hondos, 3
  • Platos llanos, 2
  • Sartén
  • Tabla de cocina para cortar


Elaboración:



Comienza pelando y picando la cebolla en brunoise (en dados pequeños).

Seguidamente vierte dos cucharadas de aceite de oliva en una cacerola y caliéntalo a fuego bajo.

Cuando el aceite esté caliente echa la cebolla, sazónala con una poquita de sal fina, remueve con tu cuchara de madera, tapa la cacerola con su tapadera y deja que la cebolla se cocine durante 12 minutos o hasta que esté tierna.




Transcurrido el tiempo sube el fuego y echa el bacon troceado. Remueve con tu cuchara de madera hasta que el bacon esté dorado.




A continuación echa la mantequilla y remueve hasta que se funda.




Tras esto añade la harina y remueve unos minutos hasta formar una bola.

Seguidamente añade la leche poco a poco, removiendo al mismo tiempo, hasta conseguir una masa cremosa.

A continuación añade la pimienta y la nuez moscada rallada. Vuelve a remover y aparta la cacerola del fuego.




Después de esto añade el queso parmesano rallado y vuelve a remover hasta integrarlo todo bien.




Tras esto pasa la masa a un bol, tápala con un film transparente para evitar que se forme una capa dura y déjala enfríar.

Cuando la masa esté fría forma las croquetas, puedes hacerla redondas o con forma de croqueta tradicional.

A continuación pon un poco de harina de trigo en un plato hondo y pan rallado en otro.

Seguidamente casca los huevos en otro plato y bátelos.

Tras esto pasa las croquetas primero por harina, después por los huevos batidos y por último por el pan rallado.






Una vez rebozadas puedes guardarla en un tupper y conservarlas en el frigorífico si vas a consumirla en los próximos días o en el congelador (en sus debidas bolsas de congelación) para una conservación más larga.

*Si quieres saber como conservar las croquetas en el congelador y como freírlas posteriormente pincha en el siguiente enlace:

"¿Cómo freír croquetas congeladas?"

Justo antes de consumirlas, vierte abundante aceite de girasol en una sartén amplia y caliéntalo a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente fríe las croquetas hasta que estén doradas y crujientes.

Una vez estén doradas sácalas de la sartén y déjalas reposar unos minutos sobre un plato cubierto de papel de cocina para eliminar la grasa sobrante.

Sírvelas enseguida. Se consumen calientes.




¡Qué ricas!




"No hay que confundir nunca el conocimiento con la sabiduría. El primero nos sirve para ganarnos la vida; la sabiduría nos ayuda a vivir"


1 comentario:

  1. Me voy a poner a hacer croquetas. Me gusta comerlas, pero las veces que intenté hacerlas me salieron cutres del todo. Ah! No tenía tus recetas! A por ello.
    Un abrazo, Sandra

    ResponderEliminar