jueves, 22 de septiembre de 2016

Pollo con pimientos verdes

Bienvenidos a mi blog. Para el día de ayer, tenía pensado preparar una ensalada de patatas con judías verdes, pero vi que tenía un gran número de tomates y pimientos en el cajón de las verduras que estaban en serio peligro de estropearse, así que descongelé unos contramuslos de pollo y preparé este guiso de pollo para mi marido y para mí. Siempre digo que todo lo que preparo está bueno, pero para ser sincera este guiso es uno de los más sabrosos que he hecho nunca. No me gusta presumir, los que me conocen saben que nunca lo hago, pero no sé porqué, no se si fue por el vino que le puse, por los pimientos... no lo sé, pero de verdad estaba muy bueno. Espero que lo hagáis y lo disfrutéis como lo disfrutamos nosotros. Feliz día.






Ingredientes para 2 personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 2 cucharadas
  • Agua, 1 vaso (200 ml)
  • Ajos, 8 o 9 dientes
  • Azúcar, 1 cucharadita de postre
  • Contramuslos de pollo, 3 (podéis elaborar este guiso con cualquier parte del pollo, si queréis podéis usar un pollo entero troceado y comer cuatro personas)
  • Guindilla, 1
  • Pastilla de caldo de pollo, 1
  • Pimientos verdes "tipo italiano", 5
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Tomates grandes, 5
  • Vino blanco de cocina, 1 vaso (200 ml)

Utensilios:


  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el aceite de oliva
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir el azúcar
  • Cuchillo grande y afilado
  • Cacerola grande con su tapadera
  • Cacerola mediana
  • Espumadera
  • Tabla de cocina para cortar
  • Vaso, te servirá de medida para el agua y el vino


Elaboración:


Comienza practicando unos cortes en forma de cruz en la base de los tomates.

Para esta receta sólo usé los cinco tomates más grandes, el resto fue para otra preparación.

Seguidamente llena la olla hasta la mitad de agua y llévala a ebullición.

Cuando el agua comience a hervir echa los tomates y escáldalos durante 2 minutos.

Transcurrido el tiempo sácalo del agua con la ayuda de una espumadera y déjalos enfríar sobre un plato.

Cuando los tomates estén fríos, quítales la piel y trocéalos, utiliza todas las partes del tomate incluida las semillas.

A continuación vierte las dos cucharadas de aceite de oliva en la cacerola grande y caliéntalo a fuego fuerte, nº 8 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente, echa los dientes pelados enteros y sofríelos durante 1 minuto, removiéndolos con tu cuchara de madera.



Transcurrido el tiempo introduce en la olla los contramuslos de pollo previamente salpimentados con sal fina y pimienta negra molida; sofríelos hasta que estén dorados por todos lados.






Cuando las piezas de pollo estén doradas, vierte el vaso de vino y deja que el alcohol del vino se evapore, durante 2 minutos.




Transcurrido el tiempo echa los tomates troceados, sazónalos con una poquita de sal fina y equilibra el sabor con la cucharadita de azúcar. Remueve bien con tu cuchara de madera y deja que los tomates se cocinen durante 5 minutos.




Mientras tanto, despepita y trocea los pimientos verdes en trozos grandes.

Transcurrido el tiempo echa los pimientos, la pastilla de caldo de pollo, la guindilla troceada y el vaso de agua. Remueve con tu cuchara de madera y déjalo hacer a fuego lento, nº 4 de la placa vitrocerámica durante 45 minutos.




Transcurrido el tiempo ya tienes el guiso listo para servir.

Sirve caliente acompañado de mucho pan para mojar en la salsa y patatas fritas.

Espero que os guste.



"La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el el hecho de rehusarse a adquirirlos".- Kari Popper

No hay comentarios:

Publicar un comentario