jueves, 20 de octubre de 2016

Espirales gratinados con carne picada y salsa bechamel

Buenos días, bienvenidos a mis blog. Mi propuesta para el día de hoy son unos macarrones gratinados que harán las delicias de grandes y pequeños. Otra receta tradicional que no puede faltar en ningún recetario. Espero que os guste. Feliz día.




Ingredientes para 4 personas:



  • Aceite de oliva "virgen extra", 3 cucharadas
  • Carne picada mixta, mitad cerdo-mitad ternera, 500 gr
  • Cebolla, 1
  • Guindilla, 1 (opcional)
  • Hojas de laurel, 2
  • Pimienta negra molida, cantidad al gusto 
  • Queso rallado  "mezcla cuatro quesos", cantidad al gusto
  • Sal gruesa, 1 cucharadita (para hervir la pasta)
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Salsa bechamel, 600 ml
  • Tomate frito, 200 ml


Utensilios:

  • Cacerola grande
  • Cazo, para elaborar la bechamel
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el aceite de oliva y la harina de trigo en la salsa bechamel.
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir la sal fina, la nuez moscada y la pimienta negra en la salsa bechamel
  • Cuchillo grande y afilado
  • Escurridor grande de cocina
  • Espátula de cocina
  • Fuente de horno
  • Sartén
  • Tabla de cocina para cortar

Elaboración:


Comienza cortando y picando la cebolla en dados.




Seguidamente vierte tres cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego bajo, nº 4 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa la cebolla picada, sazónala con una poquita de sal fina, remuévela con tu cuchara de madera, tapa la sartén  y deja que la cebolla se ablande durante 15 minutos.

Transcurrido el tiempo, destapa la sartén, echa la carne picada y sube el fuego a una temperatura media-alta, nº 8 de la placa vitrocerámica. Remueve la carne con tu cuchara de madera hasta que esta cambie de color.

Cuando la carne haya cambiado de color sazónala con una poquita de sal fina y un poco de pimienta negra molida, vuelve a remover, añade el tomate frito y la guindilla partida en dos (opcional).




Después de esto remueve nuevamente con tu cuchara de madera, tapa la sartén y déjala cocer a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica durante 20 minutos removiendo la salsa de vez en cuando con tu cuchara de madera.

Mientras tanto prepara la bechamel, para ver como se hace haz click en el siguiente enlace:
A continuación hierve la pasta en abundante agua con una cucharadita de sal gruesa y dos hojas de laurel el tiempo que te indique el fabricante.



Cuando la pasta esté "al dente" escúrrela sobre un escurridor grande de cocina, refréscala unos segundos bajo el chorro del agua fría del grifo, vuélvela a escurrir y colócala en la fuente de horno.

Seguidamente añade la salsa de carne con tomate y extiéndela bien con una espátula.




Tras esto vierte la salsa bechamel (si se te ha quedado muy dura caliéntala unos minutos en el microondas) y extiéndela bien por toda la superficie.

A continuación esparce el queso rallado e introduce la fuente en el horno precalentado a 180 ºC.




Hornea los espirales hasta que la superficie esté dorada.

Sirve caliente.




Delicioso.



"No conozco la llave del éxito, pero la llave del fracaso es tratar de agradar a todo el mundo":_ Bill Cosby.


No hay comentarios:

Publicar un comentario