miércoles, 19 de octubre de 2016

280.- Fideos con almejas (con fideos huecos).-


Hoy os propongo un plato de los de siempre, de los que gustan a toda la familia, una receta sana y tradicional, una vuelta a los orígenes de la cocina mediterránea. Espero que os guste. Feliz día.







Ingredientes para 4 personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 4 cucharadas
  • Agua, 1 litro y medio
  • Ajo, 2 dientes
  • Almejas, 1/2 kg
  • Azafrán, un sobrecito
  • Cebolla, 1
  • Fideos de fideuá, 400 gr
  • Laurel, 2
  • Pastilla de caldo de pescado, 2
  • Perejil fresco, unas ramas
  • Pimiento verde italiano, 1
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Tomate grande y maduro, 1
  • Vino blanco seco, 1/2 vaso

Utensilios:


  • Cazo
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo de cocina
  • Espumadera
  • Paellera con su tapadera
  • Tabla de cocina para cortar


Elaboración:



Compra las almejas el mismo día de su elaboración. Cuando llegues a casa saca las almejas de la red y sumérgelas durante dos horas en un bol cubiertas de agua con una cucharada de sal gruesa.




Media hora antes de acabar el tiempo total de remojo de las almejas, pela y pica los dientes de ajo.




Seguidamente pela y pica la cebolla en dados.




Tras esto quita el pedúnculo y las semillas del pimiento verde. Después pícalo.


A continuación vierte las cuatro cucharadas de aceite de oliva en la paellera y caliéntalo a fuego fuerte, nº 8 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los dientes de ajo picados y sofríelos hasta que estén ligeramente dorados.

Cuando los dientes de ajo estén ligeramente dorados agrega la cebolla picada, el pimiento verde troceado y una poquita de sal fina.




Después de esto, tapa la paellera con su tapadera, baja el fuego a temperatura media, nº 5 de la placa vitrocerámica y deja que las hortalizas se ablanden durante 12 minutos.

Mientras tanto escalda el tomate durante 2 minutos en un cazo con agua hirviendo.


Transcurrido el tiempo saca el tomate del cazo con la ayuda de una espumadera, déjalo enfriar y quítale la piel. Tras esto pícalo.



Cuando la cebolla y el pimiento verde estén tiernos, destapa la paellera, agrega el tomate picado y remueve con tu cuchara de madera.

Tras esto vierte el medio vaso de vino blanco seco, el agua y las dos pastillas de caldo de pescado.

Seguidamente sube el fuego al nº7 de la placa vitrocerámica y deja que el caldo hierva.

Cuando el caldo comience a borbotear añade los fideos, el sobre de azafrán y las hojas de laurel.




Déjalo hacer durante 12 minutos o hasta que los fideos estén tiernos.

Transcurrido el tiempo escurre las almejas sobre un escurridor grande de cocina y enjuágalas bien bajo el chorro del agua fría del grifo. Tras esto, escurre las almejas agitando suavemente el escurridor y échalas en la paellera junto a unas ramas de perejil picado.



Seguidamente tapa la paellera con su tapadera y deja que las almejas se abran.

Por último deshecha las almejas que no se hayan abierto y sirve.

Se toma caliente.

¡Qué bueno!


"Siempre hay que tratar de ser mejor, pero nunca creerse el mejor"

No hay comentarios:

Publicar un comentario