miércoles, 2 de noviembre de 2016

Albóndigas de pollo y pavo con zanahorias y guisantes

Bienvenidos a mi blog. Para el día de hoy os propongo unas deliciosas, sanas y nutritivas albóndigas en salsa de verduras. Estas albóndigas son perfectas para toda la familia y además las puedes dejar preparadas con antelación. Espero que os gusten. Feliz día.






Ingredientes para 8 personas:


(Nosotros somos cuatro comensales, pero yo siempre las preparo con la cantidad exacta de ingredientes que os indico y de ese modo tengo albóndigas para comer dos días. A veces (otras blogueras más sofisticadas) me dicen que mi blog no tiene glamour ¡claro que no, mis recetas son prácticas!


  • Aceite de girasol, el suficiente para llenar una sartén amplia a la mitad
  • Aceite de oliva, 3 cucharadas
  • Agua, 1 litro (4 vasos)
  • Ajo, 5 dientes
  • Carne picada, mitad pollo, mitad pavo, 1 kg
  • Cebolla, 1
  • Guisantes congelados, 200 gr
  • Harina de trigo, la necesaria para rebozar las albóndigas
  • Huevo tamaño mediano, 1
  • Leche entera o semi-desnatada, 100 ml
  • Pan rallado, 100 gr (4 cucharadas colmadas)
  • Perejil fresco, 4/5 ramas
  • Pimienta negra molida, cantidad al gusto
  • Pimiento verde tipo italiano, 1
  • Sal fina, 8 gr (una cucharilla colmada) para las albóndigas más media cucharilla para la salsa
  • Vino blanco seco, 150 ml (1 vaso)
  • Zanahorias, 2


Utensilios:


  • Batidora eléctrica
  • Bol amplio o ensaladera
  • Cacerola grande con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el pan rallado y el aceite
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir la sal fina
  • Cuchillo grande y afilado
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Plato hondo
  • Plato llano grande o bandeja
  • Sartén amplia
  • Tabla de cocina para cortar
  • Vaso, te servirá para medir el vino blanco

Elaboración:


Comienza pelando y picando muy fino dos dientes de ajo.

Seguidamente lava, seca con un trozo de papel de cocina y pica muy fino las ramas de perejil.

Tras esto coloca la carne picada en un bol grande o ensaladera y añade la cucharilla de sal, la pimienta negra molida, el ajo y el perejil picado, la leche, el huevo crudo y el pan rallado. 




A continuación amasa la mezcla usando tus manos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Seguidamente pon una poquita de harina de trigo en un plato hondo.

Después de esto haz bolas con las manos, el tamaño de las bolas es al gusto de cada uno, yo las hago grandes porque pienso que quedan más jugosas pero esa es sólo mi opinión.

Tras esto pasa las bolas por harina.



A continuación vierte una buena cantidad de aceite de girasol en una sartén grande y caliéntalo a fuego fuerte, nº 10 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente hecha las albóndigas y fríelas durante dos minutos o hasta que estén ligeramente doradas. (No las hagas demasiado ya terminaremos de hacerlas después junto a la salsa).



Cuando saques las albóndigas de la sartén déjalas reposar sobre una bandeja o plato llano grande cubierto de papel de cocina, de esta forma eliminaremos la grasa sobrante. Resérvalas.



Seguidamente pela y pica los otros tres dientes de ajo.

Pela y pica también la cebolla y una de las dos zanahorias.

Tras esto lava el pimiento bajo el chorro del agua fría del grifo, sécalo con un trozo de papel de cocina, despepítalo y pícalo.

A continuación vierte tres cucharadas de aceite de oliva en una sartén y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los dientes de ajo picados y sofríelos ligeramente.

Cuando los ajos estén en su punto baja la temperatura del fuego al nº 4 de la placa vitrocerámica y hecha la cebolla, la zanahoria y el pimiento verde.



Tras esto remueve con tu cuchara de madera, sazona con una poquita de sal fina, tapa la cacerola y deja que las hortalizas se ablanden durante 15/20 minutos o hasta que estén tiernas.



Transcurrido el tiempo tritura las hortalizas con tu batidora eléctrica junto a un vaso de agua hasta obtener una salsa homogénea.


Después transfiere la salsa a la cazuela.

Seguidamente coloca las albóndigas en la salsa y añade el resto del agua, los guisantes y la zanahoria restante pelada y cortada en rodajas.



Pon el guiso al punto de sal y déjalo cocer a fuego medio, nº 5 durante 20/30 minutos o hasta que los guisantes estén tiernos.

Sirve caliente.



Nosotros nos las tomamos acompañadas de patatas fritas, aunque en la foto no aparecen.


Consejos y cosas que son buenas saber:

  • Estas albóndigas se pueden hacer de un día para otro.
  • Un vez hechas, puedes consumir lo que sobre al día siguiente o puedes congelarlas junto a la salsa y consumirlas cuando lo desees.
  • Para que no se te pegue la masa a las manos cuando estés haciendo las bolitas, úntate las manos con un poquito aceite de oliva cuantas veces lo necesites.

Están muy ricas.



"La arrogancia y la ignorancia van de la mano".- Holier than you, Metallica.

2 comentarios:

  1. Ay miña nena! Prefiero mil veces tus recetas a las que hay por ahí que rizan el rizo y al final es algo intragable..
    Aúpa Sandra!

    Un abrazo

    ResponderEliminar