martes, 29 de noviembre de 2016

Crema de guisantes con caldo de jamón

Buenos días y bienvenidos a mi blog. Esta crema de guisantes que os detallo a continuación es una de las muchas recetas que elaboro con el caldo de jamón que os mostré en la entrada anterior. Los guisantes maridan muy bien con el jamón, así que ya podéis imaginar el sabor tan rico que debe tener esta crema elaborada con un caldo obtenido a partir de huesos de jamón. Además, si tenéis el caldo ya preparado, esta crema se hace en un instante ¡ya veréis!




Ingredientes para 2 personas:

  • Aceite de oliva, 4 cucharadas
  • Caldo de jamón, 500 ml
  • Guisantes congelados, 600 gr
  • Jamón serrano, 4 lonchas finas

Utensilios:


  • Batidora eléctrica
  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el aceite de oliva
  • Cuchillo afilado de cocina
  • Sartén pequeña

Elaboración:


Comienza echando tres cucharadas de aceite de oliva en la cacerola y caliéntalo a fuego fuerte, nº 8/9 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los guisantes congelados y remuévelos durante 4 minutos con tu cuchara de madera.




Transcurrido el tiempo vierte "el caldo de jamón" y llévalo a ebullición.




Cuando el caldo comience a hervir baja la intensidad del fuego al número 6 de la placa vitrocerámica y tapa la cacerola. 

Seguidamente deja cocinar los guisantes durante 12 minutos o hasta que se pongan tiernos.

Transcurrido el tiempo transfiere los guisantes junto a la totalidad del caldo a tu vaso de la batidora y tritúralos hasta obtener una crema fina. Si deseas una crema más ligera no dudes en añadir más "caldo de jamón".





Cuando la crema esté lista, échala en la cacerola y caliéntala a fuego lento removiéndola de vez en cuando con tu cuchara de madera.

Seguidamente corta las lonchas de jamón en tiras.

A continuación vierte la otra cucharada de aceite de oliva en la sartén pequeña y caliéntalo a fuego alto, nº 8/9 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa las lonchas de jamón picadas y fríelas hasta que estén crujientes.

Sirve la crema caliente y dispón encima las lonchas crujientes de jamón serrano.

Nosotros completamos el menú con unos "boquerones fritos". Espero que os guste, feliz día.





¡Una crema deliciosa!





"Los pueblos son libros. Las ciudades periódicos mentirosos".- Federico García Lorca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario