miércoles, 7 de diciembre de 2016

Bastoncitos de merluza rebozados con patatas fritas

Buenos días y bienvenidos a mi blog. Hoy os propongo una receta perfecta para niños y mayores. Esta receta se puede tomar acompañada de mayonesa, ketchup o con cualquier salsa casera que os guste, con todo está buena. Es una receta muy fácil de realizar, económica, divertida y muy rica. Esta receta acompañada de patatas fritas y ensalada constituye un menú completo y equilibrado para un almuerzo o cena. Espero que os guste. Feliz día.








Ingredientes para cuatro personas:


  • Aceite de girasol, 4 vasos aproximadamente
  • Harina de trigo, 6 cucharadas aproximadamente
  • Huevos tamaño grande, 2
  • Filetes de merluza grande, yo los compro congelados, 2
  • Pan rallado, 6 cucharadas aproximadamente
  • Patatas grandes, 4
  • Pimienta negra molida, cantidad al gusto
  • Sal fina, cantidad al gusto

Utensilios:


  • Cuchillo grande y afilado
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Pinzas de cocina
  • Platos hondos, 3
  • Platos llanos, 2
  • Sartén grande o freidora
  • Sartén mediana o freidora
  • Tabla de cocina para cortar
  • Varillas manuales o tenedor


Elaboración:



Lo más práctico para la elaboración de esta receta es comprar los filetes de merluza congelados. Son perfectos porque ya vienen limpios, sin pieles ni espinas. Sólo debes sacar la cantidad que necesites de la bolsa y dejarlos descongelar tranquilamente en el frigorífico. Yo los saco la noche antes de la preparación del plato y los dejo en una fuente en el frigorífico tapados con film transparente. Antes de comenzar la receta, los retiro de la fuente y los seco un poco con un trozo de papel de cocina.

Seguidamente coloca tus filetes de merluza sobre la tabla, córtalos en tiras, en dados... como más te guste y salpiméntalos con sal fina y pimienta negra al gusto.





Tras esto pon la harina de trigo en un plato hondo, el pan rallado en otro y los huevos cascados en otro.




A continuación bate los huevos con unas varillas manuales o con un tenedor.

Seguidamente pasa cada trozo de pescado por la harina.



Después por los huevos batidos, rebozándolos bien.




Y por último por el pan rallado, apretando bien cada trozo con las manos para que el empanado quede bien adherido.




Los trozos de pescado una vez empanados se pueden conservar en el frigorífico hasta la hora de su consumo.

Tras esto pela y corta las patatas en bastones.




Fríe las patatas y el pescado en sartenes diferentes pero al mismo tiempo para que ambos productos estén listos al mismo tiempo.

Para freír el pescado vierte abundante aceite de girasol en una sartén mediana y caliéntalo a fuego fuerte, nº 9 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los bastoncitos de merluza empanados por tandas y déjalos hasta que estén dorados. Dales la vuelta a mitad de cocción para que se hagan por igual por ambos lados, este proceso te llevará 3 minutos más o menos, se hacen muy rápidos. También podéis freírlos en freidora.




Cuando los bastoncitos de pescado estén listos, sácalos del aceite con la ayuda de una espumadera o pinzas de cocina y déjalos reposar un par de minutos sobre un plato cubierto de papel de cocina para eliminar la grasa sobrante.




Para freír las patatas vierte abundante aceite de girasol en una sartén amplia y caliéntalo a fuego medio, nº 5/6 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa las patatas y déjalas que se cocinen a temperatura media hasta que estén blanditas.

Después sube el fuego al máximo y déjalas cocinar hasta que estén doradas y crujientes. Remuévelas de vez en cuando con la espumadera para que se doren por igual por todos los lados. También podéis freír las patatas en una freidora siguiendo el mismo proceso, primero a fuego medio y después a fuego fuerte, de esta forma quedarán tiernas por dentro y crujientes por fuera.

Cuando estén listas, sácalas del aceite y déjalas reposar sobre una fuente cubierta por papel de cocina para eliminar la grasa sobrante. Tras esto sálalas al gusto con sal fina.

Sirve el pescado con las patatas recién hechos y acompáñalos de tu salsa favorita, nosotros la tomamos con mi "salsa de patatas picante". 






¡Qué rico!



"Sí y No son palabras cortas pero fuertes. La mayoría de nuestros problemas son por decir Sí demasiado rápido y No demasiado tarde".


No hay comentarios:

Publicar un comentario