miércoles, 14 de diciembre de 2016

324.- Chuletas de aguja de cerdo en salsa de sidra

Buenos días y bienvenidos a mi blog. Hoy vamos a cocinar unos filetes de aguja de cerdo en una salsa espectacular. La carne de aguja es muy tierna, jugosa y sabrosa, para mi gusto es una de las mejores del cerdo. Esta carne es una opción muy económica para sorprender a tus comensales por ejemplo en Navidad. Esta receta que os presento hoy la he elaborado muchas veces en Nochevieja o en Nochebuena y siempre ha triunfado. Espero que os guste y que la elaboréis. Feliz día.





Ingredientes para 4 personas:



  • Aceite de oliva suave, un poco (para freír las chuletas)
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Ajo, 5 dientes
  • Caldo de pollo, 300 ml
  • Cebolla, 2
  • Chuletas de aguja de cerdo, 8 chuletas (1 kg aproximadamente)
  • Harina de trigo, 1 taza de café
  • Mantequilla con sal, 50 gr
  • Pan rallado, 1 taza
  • Perejil, 10 gr
  • Pimienta negra, cantidad al gusto
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Sidra, 300 ml


Utensilios:

  • Batidora eléctrica
  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande y afilado de cocina
  • Papel de cocina
  • Pinzas de cocina
  • Platos llanos, 2
  • Recipiente para enharinar las chuletas
  • Sartén profunda y de tamaño mediana
  • Tabla de cocina

Elaboración:


Comenzamos pelando y picando muy fina las cebollas y los dientes de ajo.



Seguidamente echa el trozo de mantequilla junto a las dos cucharadas de aceite de oliva en la cacerola y caliéntalo a fuego bajo, nº 3 de la placa vitrocerámica.




Cuando la mantequilla se haya derretido echa los dientes de ajo y la cebolla picada.

Seguidamente remueve con tu cuchara de madera, sazona con una poquita de sal fina (yo le puse 1 cucharadita rasa), tapa la cacerola y cocínalo durante 15 minutos.

Mientras tanto salpimenta con sal fina y pimienta negra molida al gusto las chuletas de aguja de cerdo.




Tras esto mezcla la harina con el pan rallado (a partes iguales) y enharina las chuletas.




Seguidamente vierte un poco de aceite de oliva suave en la sartén y caliéntalo a fuego alto, nº 10 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa las chuletas enharinadas (de una en una o en tandas de dos) y fríelas 1 minuto por cada lado.



Transcurrido el tiempo retira las chuletas de la sartén con la ayuda de las pinzas de cocina y déjalas reposar sobre un plato llano cubierto de papel de cocina mientras se fríen las demás.




Seguidamente dispón las chuletas en la cacerola donde tenemos las cebollas y los ajos.



Tras esto añade los 300 ml de sidra y los 300 ml de caldo de pollo. Remueve un poco, tapa la cacerola y déjalo cocinar a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica durante 15 minutos.



Transcurrido el tiempo, retira las chuletas y tritura la salsa.



Una vez triturada la salsa vuelve a colocarla en la cacerola y añade las chuletas.

Por último pica el perejil y añádelo a la cacerola. Remueve con tu cuchara de madera y déjala cocinar 5 minutos más.





Sirve caliente acompañado de patatas fritas o de unas patatas panaderas.





¡Buenísima!


"Haz la dieta de la alegría: una sonrisa cada mañana, un agradecimiento al final del día"


1 comentario:

  1. Pues tienes razón Sandra, es una receta todoterreno y seguro que estará genial.
    Se acerca la navidad y por fin voy a cocinar, voy a crear en la cocina algo que no sea plancha y purés. Ya tengo ganas. Que sepas que haré muchas de tus recetas. Me gustan.
    Un abrazo navideño

    ResponderEliminar