jueves, 19 de enero de 2017

Consejos para conservar y almacenar los alimentos II - Carnes, pescados y mariscos frescos.

  • La carne y el pescado fresco son los alimentos más perecederos, por lo que deben colocarse en los estantes más bajos de la nevera donde la temperatura es menor.
  • La carne fresca no necesita un lavado previo, así que por favor no la lavéis, porque pierden sabor y se deterioran con mayor rapidez por muy bien que las sequéis.
  • Tampoco hay necesidad de lavar  en casa el pescado fresco que adquirimos ya limpio y que vienen presentados en bandejas de porespan ni tampoco el pescado que nos limpia el pescadero.

  • Podéis guardar cualquier tipo de carne o pescado fresco en un tupper rectangular o cuadrado, en una pieza o en filetes, chuletas..... Si tenéis recipientes con rejilla podéis utilizarlos para la carne o el pescado, porque los jugos que estos alimentos van a soltar, se colocarán debajo de la rejilla y la conservación será mejor.
  • Si no tenéis tuppers apropiados para conservar la carne o el pescado en la nevera, envolvedlas en bolsas de plásticos fuerte (las bolsas de plásticos que venden para la congelación pueden servir perfectamente), cerrar bien las bolsas y colocarlas en la zona más fría de la nevera, esto es en los estantes más bajos del aparato. Tened la precaución de colocar debajo de la bolsa un plato llano o una bandeja por si las carnes o los pescados chorrearan por algún sitio.
  • Nunca dejéis los pescados o las carnes frescas en las bandejas de porespan en las que a veces las adquirimos, porque allí dentro queda aire que las va a estropear con mayor rapidez.
  • Las carnes y los pescados frescos conservan todas sus propiedades en el frigorífico durante 24 horas. Yo no los tendría en el frigorífico más del tiempo indicado, porque para mi gusto empieza a oler enseguida.
  • Los mariscos en general se podrían conservar de la misma manera que el pescado fresco pero, como muchos de ellos son muy perecederos, yo no lo haría o a lo máximo lo conservaría unas horas en el frigorífico. Yo los suelo comprar el mismo día de su consumo. 
  • Los mariscos más resistentes, como los calamares, el pulpo, la sepia.... se pueden conservar 24 horas en la nevera pero siempre bien conservados en tuppers, mejor si tienen rejilla o en bolsas de plásticos gruesas (las de congelación), pero si no es totalmente necesario, no lo hagáis. Mejor comprarlos y consumirlos el mismo día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario