lunes, 23 de enero de 2017

Pechugas de pollo al curry - Fácil y rápido

"El boom de la cocina creativa a convertido a los grandes chefs en las nuevas estrellas del rock y los programas de cocina en el nuevo cine X, todo el mundo los ve pero nadie haría esas cosas en casa."





Ingredientes para cuatro personas:



  • Aceite de oliva "virgen extra", 4 cucharadas
  • Agua, 300 ml
  • Caldo de carne, 1 pastilla
  • Cebolla (tamaño grande), 1
  • Curry en polvo, 2 cucharaditas colmadas
  • Nata líquida especial cocina, 200 ml (un brick)
  • Pechugas de pollo, 3 (1kg, aproximadamente)
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Zanahoria (tamaño grande), 1


Utensilios:



  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir el curry
  • Cuchillo grande y afilado
  • Jarra medidora, para medir la cantidad de agua
  • Tabla de cocina para cortar



Elaboración:



Comenzaremos la receta pelando y picando la cebolla y la zanahoria en trozos pequeños.




Seguidamente vierte las cuatro cucharadas de aceite de oliva en la cacerola y caliéntalo a fuego medio, nº 4 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa las hortalizas, sazona con una poquita de sal fina, remueve con tu cuchara de madera, tapa la cacerola y déjalas que se cocinen durante 15 minutos.

Mientras tanto trocea las pechugas de pollo en trozos no demasiado pequeños para que no se resequen al cocinarlos y sazónalos con una poquita de sal fina.

Transcurrido el tiempo de cocinado de las hortalizas, destapa la cacerola, sube el fuego y añade los trozos de pollo. Remuévelos con tu cuchara de madera durante cuatro minutos o hasta que estos pierdan el color a crudo.

A continuación vierte el agua y la pastilla de caldo de carne. Vuelve a remover, tapa la cacerola y déjalo a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica durante 10 minutos.




Transcurrido el tiempo añade el curry (puedes añadir más o menos cantidad de curry según tu gusto) y la nata líquida. Remueve bien hasta que todo quede bien integrado, rectifica de sal y sirve.




Sirve caliente acompañado de patatas fritas o de arroz hervido.




"La vida te va enseñando quien si, quien no y quien nunca...."




No hay comentarios:

Publicar un comentario