lunes, 13 de febrero de 2017

352.- Pisto serrano (pisto con chorizo)

Buenos días y bienvenidos a mi blog. Esta versión del pisto se elabora en la provincia de Huelva. La versión original se elabora con chorizo de ristra, pero a mí me gusta más realizarlo con chorizo curado picante. Es un plato muy completo y equilibrado. La mezcla de verduras, tomate, orégano y chorizo es una delicia. Espero que lo elaboréis y lo disfrutéis. Feliz día.







Ingredientes para 4 personas:



  • Aceite de oliva, 3 cucharadas
  • Ajos, 2 dientes
  • Azúcar, 1 cucharadita colmada
  • Berenjena, 1
  • Calabacín blanco o verde, 1
  • Cebolla, 1
  • Chorizo de ristra fresco o curado (dulce o picante), 120 gr
  • Orégano en especias, 1 cucharadita rasa
  • Pimiento rojo (de los de asar), 1
  • Pimiento verde (de los de asar), 1
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Tomate triturado, una lata de 400 gr



Para acompañar:


  • Aceite de girasol, un vaso
  • Huevos, 4
  • Patatas grandes, 2
  • Sal fina, cantidad al gusto



Utensilios:


  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande de cocina
  • Cuchillo pequeño y afilado de cocina
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Sartén grande y antiadherente
  • Sartén honda mediana (para freír las patatas y los huevos)
  • Tabla de cocina



Elaboración:



Comienza lavando bajo el chorro del agua fría del grifo los pimientos, la berenjena y el calabacín. Después sécalos bien usando un trozo de papel de cocina y resérvalos.

Seguidamente pela y pica los dientes de ajo.

Tras esto pela y pica la cebolla en trozos regulares.

A continuación vierte las tres cucharadas de aceite de oliva en la sartén grande y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los dientes de ajo y sofríelos hasta que estén ligeramente dorados.




Después echa la cebolla, sazónala con una poquita de sal fina al gusto (como media cucharadita pequeña), remueve con tu cuchara de madera, tapa la sartén con su tapadera y déjala que se ablande a fuego medio, nº 5 de la placa vitrocerámica, durante 10 minutos.




Mientras tanto despepita y trocea los pimientos, eliminando las hebras blancas del interior. Los pimientos se pican mejor por su cara interna.





Transcurrido el tiempo de cocinado de las cebollas, destapa la sartén y añade los pimientos, añádeles otra poquita de sal fina (otra media cucharadita), remueve con tu cuchara de madera, vuelve a tapar la sartén y deja que los pimientos se ablanden durante 10 minutos más a la misma temperatura (nº 5 de la placa vitrocerámica).




Mientras tanto, trocea la berenjena y el calabacín eliminando los extremos.

Trocea también el chorizo en trocitos pequeños si es del curado o en rodajas si es del fresco.




Transcurrido el tiempo, destapa la sartén y añade la berenjena, el calabacín y el chorizo. Vuelve a sazonar con sal fina (1/3 de cucharadita esta vez), remueve y deja que las hortalizas se ablanden durante 5 minutos más a temperatura media-alta, nº 8 de la placa vitrocerámica, con la sartén destapada y removiendo de vez en cuando.




Después de esto, añade el tomate, la cucharadita de azúcar (para corregir la acidez del tomate) y la cucharadita de orégano. Remueve, tapa la sartén y cocínalo todo junto durante 10/15 minutos más. 




Por último prueba y rectifica de sal si esto fuera necesario.

Para acompañar el pisto: pela y pica las patatas en dados pequeños. 

A continuación fríe las patatas en aceite de girasol. Cuando las patatas estén listas, sácalas con la ayuda de una espumadera, déjalas reposar sobre un plato llano cubierto de papel de cocina y sazónalas con sal fina al gusto.

Seguidamente mezcla las patatas con el pisto y sirve caliente.

Remata los platos con un huevo frito por comensal.

Delicioso.



"Prefiero incomodar con mi honestidad que agradar con hipocresía".




No hay comentarios:

Publicar un comentario