sábado, 13 de mayo de 2017

Musaca de berenjenas


Bienvenidos a mi blog. La receta original de esta musaca no lleva cebolla, yo se la puse porque tenía muchas en el cajón de la verdura y tenía que gastarlas. Me gustó mucho como quedó, pero puedes prescindir de ella si así lo deseas.




Ingredientes para 2 personas:



  • Aceite de oliva, de 6 a 8 cucharadas
  • Azúcar, 1 cucharadita
  • Berenjena, 500 gr (una grande o dos pequeñas)
  • Cebolla, 1 (opcional)
  • Hierbabuena o albahaca, 2 cucharadas
  • Pimienta negra molida, cantidad al gusto
  • Queso parmesano rallado, 2 cucharadas
  • Sal fina, cantidad al gusto 
  • Salsa bechamel, 300 ml (ver aquí su elaboración)
  • Tomates, 500 gr (dos de tamaño grande)


Utensilios:



  • Bandeja de horno
  • Batidora eléctrica
  • Cacerola pequeña con su tapadera (para elaborar la bechamel)
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande y afilado
  • Manoplas para el horno
  • Molde redondo o rectangular que pueda ir al horno
  • Papel de cocina
  • Papel sulfurizado
  • Sartén pequeña con una tapadera que encaje bien (para sofreír la cebolla)
  • Tabla de cocina para cortar



Elaboración:



Comienza lavando bien la/s berenjena/s y los tomates bajo el chorro del agua fría del grifo, después sécalos bien con un trozo de papel de cocina. Tras esto corta la/s berenjena/s en rodajas algo gruesas y reserva los tomates.




Seguidamente extiende un papel sulfurizado en la bandeja de horno y coloca las rodajas de berenjenas encima.

A continuación salpimenta cada rodaja de berenjena con sal fina y pimienta negra molida. Tras esto rocíalas con un poco de aceite de oliva.




Después de esto precalienta el horno a 200ºC. con el calor arriba y abajo.

Mientras el horno se precalienta, corta los tomates en cuartos, desechando los rabitos y colócalos en el vaso de la batidora. 




Después de esto tritúralos bien.





Seguidamente echa dos cucharadas de aceite de oliva en una cacerola pequeña y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 6.

Cuando el aceite esté caliente echa los tomates, una poquita de sal y la cucharadita de azúcar. Remueve con tu cuchara de madera, tapa la cacerola y deja que los tomates se hagan durante 30/40 minutos o hasta que hayan perdido todo su líquido.





Cuando el horno haya alcanzado la temperatura óptima introduzca la bandeja con las berenjenas y hornéala durante 10 minutos. Transcurrido el tiempo dar la vuelta a las berenjenas y asarlas 10/15 minutos más o hasta que estén doradas.



Mientras las berenjenas se asan, pela y pica la cebolla en rodajas finas.

Seguidamente vierte dos cucharadas de aceite en la sartén pequeña y caliéntalo a fuego medio, nº 5 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa la cebolla y una poquita de sal. Remueve con tu cuchara de madera, tapa la sartén y deja que se cocine durante 15 minutos.




Tras esto elabora la bechamel como te indico a continuación pero sin añadir la nuez moscada.



Transcurrido el tiempo de cocinado de los tomates (estarán listo cuando hayan perdido todo su líquido), añade la hierbabuena o la albahaca picada y remueve. Reserva.





Cuando lo tengas todo listo comenzaremos con el montaje del plato.

Primero coloca una capa con toda la salsa de tomate.

A continuación coloca las rodajas de berenjenas.





Tras esto coloca la cebolla (opcional)






Después cubre todo con la bechamel y termina con las dos cucharadas de queso rallado.





Por último introduce la fuente en el horno y hornéalo durante 10 minutos o hasta que el conjunto esté caliente y el queso dorado.

Sirve caliente.

Este plato se puede preparar con tres horas de antelación. Una vez preparada la fuente tápala con film transparente y guárdala en el frigorífico. Antes de llevar a la mesa, precalienta el horno a 200ºC y hornéalo hasta que esté caliente y el queso fundido y dorado.


"No nos falta espacio, nos sobran cosas"








1 comentario:

  1. Me encantó la musaka cuando la probé en Grecia. Aquí muchas veces la preparan igual que una lasaña, pero no tiene nada que ver. ¡Esta tiene muy buena pinta! Y seguro que con cebolla estaba genial.

    ResponderEliminar