martes, 20 de junio de 2017

Fricandó de champiñones y langostinos




Ingredientes para 4 personas:



  • Aceite de oliva, 7 cucharadas
  • Azúcar blanquilla, 1 cucharadita colmada
  • Caldo de pescado, 1/2 vaso (125 ml)
  • Cebolla blanca, 2
  • Champiñones, 500 gr
  • Laurel, 1 hoja
  • Langostinos crudos, 400 gr
  • Pimienta negra molida, cantidad al gusto
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Tomate rojo, 2
  • Tomillo seco, una cucharadita rasa
  • Vino blanco seco, 1/2 vaso (125 ml)
  • Zanahoria, 2 


Para la picada:


  • Ajo, 3 dientes
  • Almendras crudas, 8
  • Perejil fresco, un manojo

Para acompañar:





Utensilios:



  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande y afilado
  • Cuchillo pequeño o pela-verduras
  • Mortero
  • Papel de cocina
  • Sartén grande
  • Tabla de cocina
  • Vaso, para medir el vino blanco y el caldo de pescado



Elaboración:



Comienza limpiando los champiñones (para saber como se limpian haz click en el siguiente enlace, limpiar champiñones).

Una vez los tengas limpios, pícalos en láminas.





Seguidamente vierte dos cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego fuerte, nº 8/9 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los champiñones, salpiméntalos con una poquita de sal fina y pimienta negra molida, remuévelo con tu cuchara de madera y déjalos hasta que suelten toda su agua. 

Tras esto deja los champiñones un par de minutos más en la sartén removiéndolos de vez en cuando para que se doren un poco. 

Después de esto, retira la sartén del fuego y resérvalos.




Seguidamente pela y pica en dados las zanahorias y las cebollas.




A continuación vierte tres cucharadas de aceite de oliva en la cacerola y caliéntalo a fuego medio-bajo, nº 4 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa las hortalizas, sazónalas con una poquita de sal fina, remuévelas con tu cuchara de madera, tapa la cacerola con su tapadera y déjalas cocinar durante 15 minutos removiéndolas de vez en cuando.

Mientras tanto lava los tomates bajo el chorro del agua fría del grifo, sécalos con un trozo de papel de cocina y pícalos eliminando los rabitos.




Cuando las hortalizas estén tiernas, destapa la cacerola, añade los tomates picaditos, los champiñones, la cucharadita de azúcar, la cucharadita de tomillo y la hoja de laurel; remueve con tu cuchara de madera, tapa la cacerola y déjalo hacer a fuego medio-alto nº 7 de la placa vitrocerámica durante 5/7 minutos o hasta que el tomate esté deshecho.




Tras esto, añade el medio vaso de vino blanco y el medio vaso de caldo de pescado (lo puedes hacer deshaciendo 1/4 de pastilla de caldo de pescado en el medio vaso de agua); remueve y déjalo hacer  a fuego medio, nº 5 de la placa vitrocerámica durante 10 minutos o hasta que los champiñones estén tiernos.





Mientras tanto limpia los langostinos eliminando las cabezas, las pieles y los intestinos (el hilillo negro que recorre su lomo).




Seguidamente prepara la picada.

Para ello pela los dientes de ajo y déjalos enteros.

Tras esto vierte las dos últimas cucharadas de aceite de oliva en la sartén pequeña y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa las almendras crudas, los dientes de ajo y el perejil; sofríelo todo hasta que los dientes de ajo y las almendras estén ligeramente doradas. No permitas que los dientes de ajo y las almendras se quemen porque en ese caso le darían un sabor amargo al plato.




Cuando las almendras y los dientes de ajo estén en su punto, traspásalo al mortero y tritúralo hasta obtener una pasta.





Transcurrido el tiempo de cocinado de los champiñones vuelve a destapar la cacerola y añade los langostinos crudos y la picada. Remueve y cocina tres minutos más o hasta que los langostinos pierdan el color a crudo.

Prueba y rectifica de sal y azúcar. 

Nota: 


Esta fricandó se puede hacer sustituyendo los champiñones por setas.😊

Usamos el azúcar para corregir la acidez de los tomates. Añade más o menos según tu gusto.


Sirve caliente acompañado de arroz blanco básico.



"La vida no se trata de poder hacer, se trata de querer hacer"






No hay comentarios:

Publicar un comentario