sábado, 13 de enero de 2018

477.- Salsa de tomate con zanahoria.- Sin azúcar.-




Ingredientes para 500 ml de salsa:



  • Aceite de oliva "virgen extra", 5 cucharadas
  • Ajos, 5 dientes
  • Cebolla, 1
  • Orégano seco, cantidad al gusto (en mi caso le puse una cucharadita)
  • Pimienta negra molida, cantidad al gusto
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Tomate, 1kg y medio (en este caso mezclé dos tipos de tomates)
  • Tomillo, cantidad al gusto (en mi caso le puse una cucharadita)
  • Zanahoria, 200 gr (dos unidades)


Utensilios:


  • Cacerola
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande de cocina
  • Escurridor grande
  • Sartén grande y profunda con su tapadera
  • Tabla de cocina
  • Trituradora eléctrica


Elaboración:



En esta primera foto podéis ver los ingredientes que usé para hacer la salsa, exceptuando el orégano y la pimienta negra que fueron ingredientes que añadí sobre la marcha.




Comenzaremos escaldando los tomates, para ello llena la cacerola de agua y llévala a ebullición.

Seguidamente haz una cruz con la ayuda de un cuchillo en la base de los tomates.




Cuando el agua comience a hervir introduce los tomates y déjalos escaldar por espacio de 1 minuto.




Transcurrido el tiempo escurre los tomates y déjalos que se enfríen un poco para poder manipularlos mejor.

Mientras tanto pela y pica los dientes de ajo, la cebolla y las zanahorias. Puedes picarlos de cualquier modo porque después vamos a triturarlo.



A continuación vierte el aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego medio, nº 5 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa las hortalizas junto a una poquita de sal fina, remueve con tu cuchara de madera, tapa la sartén con su tapadera y deja cocinar por espacio de 20 minutos o hasta que las hortalizas estén tiernas; remueve de vez en cuando.




Mientras tanto quita la piel y trocea los tomates.




Cuando las hortalizas estén tiernas, echa los tomates, una poquita más de sal, la cucharadita de tomillo, la de orégano y la pimienta negra molida; remueve y deja que los tomates se cocinen hasta que haya perdido gran parte de su agua. Yo los dejé cocinar a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica durante 45 minutos.

Transcurrido el tiempo tritura la salsa y ya la tienes lista para usar.

*A esta salsa se le da el uso normal que le darías a cualquier salsa de tomate tradicional. Puedes tomarla con espaguetis, macarrones, con pechugas de pollo, pescado.....

Espero que os guste.



No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer.-Goethe.