lunes, 5 de junio de 2017

427.- Tallarines de espinacas con setas, gambas y pimienta rosa


La pimienta rosa no es una variedad de pimienta, en realidad es una baya. Esta especia comenzó a comercializarse como sucedáneo de la pimienta en la década de los 80. Es recomendable usar esta especia con moderación porque su sabor es bastante potente. Tienen un sabor resinoso, picante y ligeramente dulce. Espero que os guste la receta de hoy. Feliz día.











Ingredientes para 4 personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 3 cucharadas
  • Ajo, 4 dientes
  • Gambas medianas, 24 unidades
  • Guindilla, 1
  • Parmesano rallado, 4 cucharaditas de postre
  • Pimienta rosa, 1 cucharadita de postre
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Sal gruesa, 1 cucharada sopera (para hervir la pasta)
  • Setas de cardo, una bandeja de 200-250 gr
  • Tallarines de espinacas, 320 gr
  • Vino blanco seco, 1/2 vaso


Utensilios:


  • Cacerola grande
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir la sal gruesa
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir la pimienta rosa y el parmesano rallado
  • Escurridor grande de cocina
  • Rallador de queso
  • Sartén grande y antiadherente
  • Tijeras de cocina
  • Tabla de cocina para cortar


Elaboración:



Comienza hirviendo la pasta en abundante agua con una cucharada de sal gruesa el tiempo que indique el fabricante del paquete.

Cuando los tallarines estén "al dente", escúrrelos sobre un colador grande de cocina, enjuágalos unos segundos bajo el chorro del agua fría del grifo, vuelve a escurrir y reserva.

Seguidamente pela las gambas, eliminando las cabezas y las pieles. Resérvalas.




Después de esto, trocea las setas y resérvalas.




A continuación pela y pica los dientes de ajo.




Tras esto vierte tres cucharadas de aceite de oliva en una sartén y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los dientes de ajo picados junto a la guindilla picada y sofríelo hasta que los dientes de ajo estén ligeramente dorados.




Cuando los dientes de ajo estén ligeramente dorados, añade las setas y una poquita de sal fina. Sofríe las setas durante 10 minutos aproximadamente.

Transcurrido el tiempo echa las gambas peladas y la cucharadita de pimienta rosa, vuelve a sazonar y sigue sofriendo hasta que las gambas hayan cambiado de color.




Seguidamente vierte el medio vaso de vino blanco y deja que el alcohol se evapore durante un par de minutos a fuego fuerte.




Por último introduce los tallarines en la sartén, remueve todo bien y sirve.

Sirve caliente y espolvorea cada plato con una cucharadita de queso parmesano rallado.




DELICIOSA


"La felicidad nunca es grandiosa"