domingo, 10 de diciembre de 2017

467.- Repollo con ajos y cebolletas.- Guarnición.- También nos cuidamos en navidad.-






Ingredientes para 4 personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 5 cucharadas
  • Ajo, 4 dientes
  • Cebolleta, 1
  • Pimienta negra molida, cantidad al gusto (yo le puse una cucharadita rasa)
  • Repollo, 1
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Vino blanco seco, 1/2 vaso (o menos, es para darle un poco de sabor)

Utensilios:


  • Cuchara de madera
  • Cuchillo de cocina
  • Sartén grande y honda con una tapadera que encaje bien
  • Tabla de cocina
  • Vaso, te servirá de medida para el vino

Elaboración:



Comenzaremos partiendo el repollo por la mitad.

Después parte cada mitad en cuartos.

Tras esto elimina el tronco y corta cada parte en julianas. Resérvalo.





Seguidamente pela y pica la cebolleta y los dientes de ajo.

A continuación vierte las cinco cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego medio- bajo, nº 4 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los dientes de ajo y sofríelos brevemente.

Una vez tengas los dientes de ajo ligeramente dorados, añade la cebolleta y una poquita de sal fina; remueve con tu cuchara de madera y tapa la sartén. Déjalos cocinar por espacio de 10 minutos, removiendo de vez en cuando.






Transcurrido el tiempo, destapa la sartén, añade el repollo troceado, otra poquita más de sal fina y la pimienta negra molida. Sofríe el repollo lentamente para evitar que se queme, yo lo cocino a temperatura media, nº 6 de la placa vitrocerámica y lo remuevo constantemente con dos cucharas de madera.

Transcurrido unos 10 minutos aproximadamente el repollo ya habrá perdido parte de su volumen y estará blandito. Es el momento de añadir el medio vaso de vino blanco seco.






Cuando viertas el vino sobre el repollo sube el fuego al máximo para favorecer que pierda todo el alcohol.

Cuando haya perdido todo el líquido aparta del fuego y sirve.


Este fue el acompañamiento para mis filetes de "Lomo adobado".

Espero que os guste.



"El conocimiento acrecienta nuestro poder, en la misma proporción en que disminuye nuestro orgullo.- Bernard.