jueves, 10 de noviembre de 2016

295.- Boquerones fritos

Buenos días. Bienvenidos a mi blog. Llevo comiendo boquerones fritos desde mi más tierna infancia y no me canso de ellos. En casa solemos consumirlos muy a menudo y a pesar de ello mi familia me monta una fiesta cada vez que los preparo. Es un pescado muy económico, al menos en mi zona y su preparación no tiene ningún misterio. Tómalos acompañando una sopa de fideos en sustitución de las croquetas, con unas patatas a lo pobre, con un revuelto de judías verdes, con un guiso de guisantes..... todas las opciones que os he dado constituyen menús sanos, fáciles de elaborar y sencillos. ¡Pero si cocinar es fácil y comer sano más fácil todavía! Sólo debemos estar dispuestos a pasar un rato en la cocina pero os aseguro que si dejáis de comer comida precocinada y os pasáis a la cocina casera vuestro aspecto y vuestra salud os lo agradecerá. Espero que os gusten. Feliz día.




Ingredientes para dos personas:

  • Aceite de girasol, el suficiente para llenar hasta la mitad una sartén mediana
  • Boquerones frescos, 1/2 kg
  • Harina de trigo normal o "especial para freír", para esta receta también se puede usar la tradicional harina de garbanzos, media taza
  • Limón, 1
  • Sal fina, cantidad al gusto (yo los sazoné con tres buenas pizcas de sal)

Utensilios:


  • Bolsa de congelación tamaño mediana
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Sartén mediana 
  • Tijeras de cocina

Elaboración:


Compra los boquerones el mismo día de la elaboración de la receta.




Cuando llegues a casa, limpia los boquerones cortándoles con la ayuda de las tijeras de cocina las cabezas. Seguidamente retírales las tripas y enjuágalos bien bajo el chorro del agua del grifo. Esta parte puede ser la más engorrosa pero os aseguro que es muy fácil limpiar boquerones.

Una vez enjuagados déjalos escurrir unos minutos sobre un colador grande de cocina. 



A continuación sazona los boquerones con sal fina.

Tras esto hecha la harina en la bolsa de congelación.

Seguidamente introduce los boquerones en la bolsa, ciérralo y agítalo.



A continuación llena la sartén hasta la mitad con aceite de girasol y caliéntalo a fuego fuerte.

Cuando el aceite esté caliente hecha los boquerones por tandas y fríelos hasta que estén dorados. Yo no los tengo mucho tiempo en la sartén, en total pueden que estén 4 minutos pero hay quien les gusta muy crujientes, como siempre a tu gusto.

Cuando saques los boquerones de la sartén déjalos reposar unos minutos sobre un plato cubierto de papel de cocina para eliminar la grasa sobrante.

Sírvelos calientes acompañados de lo que más te guste.

Al comerlos puedes añadirles unas gotas de zumo de limón.






¿Sabes con qué están también muy ricos? Con mayonesa. Me encanta tomarlos con unas patatas cocidas y un poco de mayonesa. ¡Espectaculares!

Sanos y ricos.


"Nadie sabe las goteras de una casa hasta que no está adentro"

No hay comentarios:

Publicar un comentario