viernes, 4 de noviembre de 2016

Judías verdes con bacon y champiñones

Buenos días. Bienvenidos a mi blog. Como ya sabéis tengo cuarenta y cuatro años y dos niños y a día de hoy jamás me he puesto a dieta. Yo como absolutamente de todo, pero todo de forma equilibrada, como legumbres, pescados, chacinas, dulces, tomo lácteos, huevos, carnes rojas y blancas, frutas y sobre todo verduras. No voy al gimnasio, simplemente no tengo coche y voy a todos los sitios caminando, la verdad es que me encanta caminar, no me cuesta nada. Cuando podemos mi marido y yo nos vamos a hacer alguna ruta de senderismo pero por falta de tiempo no es algo que hagamos habitualmente. Yo creo que el secreto es ese, caminar todos los días un poco y comer de todo pero sin abusar de nada.Y para que veáis que se puede comer sano, por poco dinero y sin demasiado esfuerzo os detallo a continuación la elaboración de estas judías verdes, sanas y deliciosas. Espero que os gusten. Feliz día.





Ingredientes para 2 personas:


  • Aceite de girasol, el que necesites para freír los huevos
  • Aceite de oliva "virgen extra", 2 cucharadas
  • Agua de cocción de las judías verdes, 4 cucharadas
  • Ajo, 2 dientes
  • Bacon, 4 lonchas
  • Champiñones y setas variadas laminadas, 250 gr
  • Guindilla, 1 (opcional)
  • Huevo, 2
  • Judías verdes planas (frescas), 350 gr
  • Sal fina, cantidad al gusto 
  • Sal gruesa, 1 cucharadita colmada (para hervir las judías)


Utensilios:

  • Cacerola pequeña
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo afilado de cocina
  • Escurridor grande de cocina
  • Espumadera
  • Sartén grande y antiadherente
  • Sartén pequeña (para freír los huevos)
  • Tabla de cocina para cortar


Elaboración:


Comienza despuntando y cortando las judías verdes en trozos. A mi me gusta cortarlas en trozos grandes pero eso va al gusto de la cocinera/o.




Seguidamente llena una cacerola pequeña de agua y llévala a ebullición.

Cuando el agua rompa a hervir añade la cucharadita colmada de sal gruesa y echa las judías verdes. Cuece las judías a fuego fuerte por espacio de 10/12 minutos. A mí me gustan las judías "al dente", pero esto también va a tu gusto, si te gustan más hechas déjalas hervir unos minutos más hasta que estén a tu gusto.




Transcurrido el tiempo, retira 4 cucharadas del agua de cocción y resérvala. Prosigue escurriendo las judías verdes y refrescándolas unos segundos bajo el chorro del agua fría del grifo para detener la cocción. Vuélvelas a escurrir y resérvalas. 

A continuación pela y pica los dientes de ajo. 

Tras esto vierte las dos cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa los dientes de ajo junto a la guindilla partida por la mitad (opcional) y sofríelos hasta que estén ligeramente dorados.




Seguidamente añade los champiñones y las setas. Yo compré para esta receta una bandeja de setas y champiñones laminados. Si has comprado los champiñones enteros, retírales la parte terrosa del tallo, límpialos pasándoles un trapo humedecido, después sécalos con un trozo de papel de cocina y lamínalos. Lamina también las setas.




Vale, seguimos. Una vez tengas los champiñones y las setas en la sartén cocínalos a fuego medio, nº 5/6 de la placa vitrocerámica hasta que se evapore toda el agua que sueltan.

Mientras tanto trocea las lonchas de bacon en trozos grandes.

Cuando no quede agua en la sartén añade las lonchas de bacon cortadas en trozos grandes y sofríelas a la misma intensidad de fuego.




Cuando las lonchas de bacon estén doradas añade las judías cocidas más las cuatro cucharadas del agua de cocción y caliéntalas.

Cuando las judías estén calientes sírvelas en los platos.

Por último fríe los huevos en tu forma habitual y sirve uno en cada plato.




Consejos:

  • Esta receta se puede elaborar perfectamente con judías verdes congeladas. Sigue los mismos pasos, cociéndolas el tiempo que indique el envase.
  • Cuando frío el bacon en la sartén siempre lo hago sin añadir ni una gota de aceite ni ningún otro tipo de grasa y siempre lo frío a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica; de esta forma no salta, ni salpica nada y dándoles el tiempo suficiente  el bacon queda crujiente y delicioso.

Sano y delicioso.


"Prefiero ser odiado por lo que soy, que amado por lo que no soy".- Kurt Cobain





No hay comentarios:

Publicar un comentario