jueves, 2 de junio de 2016

Filetes de lomo de cerdo adobados y rebozados

Os voy a explicar, para todo aquel que no lo sepa, la diferencia entre rebozar y empanar.

El rebozado consiste en pasar un alimento, normalmente rodajas de verduras o filetes de carne o pescado, primero por harina de trigo y seguidamente por huevos batidos.

El empanado consiste en pasar un alimento, normalmente rodajas de verduras o filetes de pescado o de carnes, por harina, huevos batidos y pan rallado. Normalmente para el empanado de carnes se elimina la harina, esto es, se pasa el filete por los huevos batidos y después por el pan rallado.

En ambos casos el alimento rebozado o empanado se fríe en aceite de oliva suave o de girasol muy caliente.

Hoy vamos a rebozar unos escalopines de lomo que previamente he adobado, os cuento como lo he hecho. Espero que os guste. Feliz día.







Ingredientes para 4 personas:

  • Escalopines de lomo, 600 gr, equivalen a 8 filetes

Para el adobo necesitaremos:

  • Ajo, 5 dientes
  • Perejil fresco, un manojo al gusto
  • Pimienta negra recién molida, cantidad al gusto
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Vinagre de vino blanco, 1/3 de vaso
  • Vino blanco seco, 1 vaso

Para el rebozado vamos a necesitar:

  • Harina de trigo, 2 cucharadas bien colmadas (cantidad orientativa)
  • Huevos tamaño grande, 2 (cantidad orientativa)

Para freírlos:

  • Aceite de oliva suave, la cantidad necesaria para llenar media sartén

Utensilios:


  • Mortero
  • Papel de cocina
  • Platos llanos y hondos
  • Sartén amplia
  • Tenedor para batir
  • Tupper 
  • Vaso, te servirá para medir el vino blanco y el vinagre


Elaboración:


Comienza salpimentando con sal fina y pimienta negra molida los filetes de lomo. (Salpimenta los filetes por ambas caras).

Seguidamente machaca en el mortero los dientes de ajo previamente pelados y el perejil junto a una pizca de sal gruesa.  La sal gruesa evitará que los dientes de ajo salgan disparados.



Tras esto coloca una capa de filetes de lomo en un tupper que tenga tapa y embadurna cada filete con parte del majado.

A continuación coloca otra capa con el resto de los filetes y embadúrnalos con el resto del majado.




Después vierte sobre los filetes el vaso de vino blanco y el vinagre de vino.

Aclaración: Los filetes deben quedar cubiertos por el líquido, si esto no fuera así, vierte más vino blanco.




Tapa el envase y consérvalo en la nevera durante 24 horas.

Al día siguiente....

Saca los filetes del líquido del adobo y elimina el exceso de líquido secándolos con papel de cocina.




Tras esto, echa un poco de harina de trigo en un plato.

Seguidamente casca los huevos en un bol o plato hondo y bátelos con la ayuda de un tenedor.




Pasa cada filete primero por la harina de trigo, sacudiéndole el exceso.




A continuación pásalos por los huevos batidos.

Por último, fríelos en abundante aceite de oliva bien caliente, pero sin que llegue a humear.




Retíralos de la sartén cuando adquieran un bonito color dorado y déjalos reposar sobre un plato llano cubierto de papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Transcurrido el tiempo pasa los filetes a los platos de servir y ya están listos para consumir.




Estos filetes se pueden comer fríos o calientes y son ideales para hacer bocadillos.

¡Riquísimos!


"Una mentira pone en duda todas las verdades"

No hay comentarios:

Publicar un comentario