martes, 25 de octubre de 2016

Croquetas de salmón ahumado, queso crema y eneldo

¿Te apetecen? Yo siempre he hecho las croquetas con harina de trigo, pero ayer no tuve más remedio que hacerlas con fécula de maíz "Maizena", cuando fui a la despensa a buscar la harina de trigo descubrí que se había acabado y como ya era muy tarde para ir al supermercado las hice con "Maizena", el resultado me ha encantado, han salido cremosas y ligeras. Espero que os gusten. Feliz día.




Ingredientes para 18/20 croquetas:


  • Cebolla, 1
  • Eneldo seco, 1 cucharadita
  • Leche entera, 2 vasos (400 ml)
  • Maizena, 80 gr
  • Mantequilla, 70 gr
  • Pimienta negra, 1/2 cucharadita
  • Queso crema, 1 cucharada colmada
  • Sal fina, cantidad al gusto
  • Salmón ahumado, 200 gr

Para rebozar las croquetas:

  • Huevos, 2
  • Pan rallado, unas 22 cucharadas aproximadamente

Para freírlas:

  • Abundante aceite de girasol

Utensilios:


  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande y afilado
  • Bol
  • Papel de cocina
  • Pinzas de cocina o espumadera
  • Platos hondos, 2
  • Platos llanos, 2
  • Sartén
  • Tabla de cocina para cortar
  • Tenedor o varillas manuales

Elaboración:


Comenzaremos pelando y picando la cebolla en brunoise (dados finos).




Seguidamente pon la mantequilla en la cacerola y caliéntala a fuego medio hasta que esté derretida.





A continuación echa la cebolla, sazónala con una poquita de sal fina, remueve con tu cuchara de madera, tapa la cacerola con su tapadera y deja que se cocinen a fuego bajo durante 12 minutos o hasta que estén tiernas.




Transcurrido el tiempo, destapa la cacerola, añade toda la harina de golpe y remueve con tu cuchara de madera hasta conseguir una bola que se separe de las paredes.




Tras esto añade la leche poco a poco hasta conseguir una salsa cremosa.




Seguidamente añade la cucharadita de eneldo, la pimienta negra molida y una poquita de sal al gusto. Vuelve a remover y retira la cacerola del fuego.

A continuación añade la cucharada de queso crema a la bechamel y remueve bien hasta que el queso quede bien integrado.




Después de esto pica las lonchas de salmón ahumado y mézclalo también con la bechamel.




A continuación transfiere la masa de las croquetas a un bol.

Seguidamente casca los huevos sobre un plato hondo y bátelos.

Después echa el pan rallado en otro plato hondo.




Tras esto comienza a formar las croquetas, puedes ayudarte de una cuchara sopera para que todas tengan el mismo tamaño.

Una vez tengas las croquetas formadas, pásalas primero por huevos batidos y después por el pan rallado.




Una vez estén rebozadas, puedes freírlas inmediatamente, guardarlas (en un tupper) en el frigorífico si vas a consumirlas al día siguiente o congelarlas (usando para ello bolsas de congelación) para una conservación más larga.




Antes de consumirlas, fríelas en abundante aceite de girasol hasta que estén doradas.




Cuando las saques de la sartén déjalas reposar unos momentos sobre un plato cubierto de papel de cocina para eliminar la grasa sobrante.



Ya no nos queda más que llevarlas a la mesa y consumirlas.

Están buenísimas!!!


"Madurar es cuidar lo que dices, respetar lo que escuchas y meditar lo que callas"


No hay comentarios:

Publicar un comentario