jueves, 16 de junio de 2016

Macarrones a la carbonara {receta original}

La crema de leche no está presente en la receta italiana original, esta versión que os presento se elabora sólo con huevos, bacon, queso y pimienta negra. Es un plato mucho más ligero que el elaborado con nata y su sabor es muy agradable. Espero que os guste.





Ingredientes para 2 personas:

  • Bacon, 100 gr, unas 5 lonchas
  • Hojas de laurel, 2
  • Huevos medianos, 2
  • Macarrones, 200 gr
  • Mantequilla "con sal", 1 cucharada
  • Pimienta negra recién molida, 1/2 cucharadita
  • Queso parmesano rallado, 2 cucharadas
  • Sal fina, 2 pizcas
  • Sal gruesa, 1 cucharada (para hervir la pasta)

Utensilios:

  • Bol pequeño
  • Cacerola tamaño mediana
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, para medir la sal gruesa, la mantequilla y el queso parmesano
  • Cucharilla de postre, para medir la pimienta negra molida
  • Cuchillo de cocina 
  • Escurridor grande de cocina
  • Rallador de queso
  • Sartén antiadherente
  • Tenedor para batir los huevos


Elaboración:


Cuece los macarrones en abundante agua con una cucharada de sal gruesa y las dos hojas de laurel el tiempo que indique el fabricante.

Cuando los macarrones estén "al dente", escúrrelos, pásalos unos segundos bajo el chorro del agua fría del grifo y  resérvalos.

A continuación corta las lonchas de bacon en tiras algo gruesas y fríelas a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica, en una sartén antiadherente sin añadir ningún tipo de grasa. (El bacon se va a cocinar en su propia grasa).



Mientras el bacon se dora, casca los huevos sobre un bol, añádeles dos pizcas de sal y bátelos.



Una vez el bacon esté dorado, añade los macarrones y una cucharada de mantequilla.

Mezcla todo bien, usando una cuchara de madera, hasta que la mantequilla se haya fundido.



Tras esto agrega los huevos batidos, baja el fuego a una temperatura media y remueve constantemente con tu cuchara de madera hasta que los huevos se hayan cuajado. No cocines los huevos demasiado, de esta forma el plato quedará más jugoso.



Cuando los huevos estén en su punto,  aparta la sartén del fuego y agrega el queso parmesano rallado.



Remueve bien y sirve.

Por último espolvorea cada plato con un poco de pimienta negra molida.

Sencillo, delicioso.....

"Estoy aprendiendo a darle tiempo al tiempo, a esperar el momento, porque todo llega cuando tiene que llegar."




2 comentarios:

  1. Sandra! Esos no son los vasos de la nocilla? Ese no vino por Lugo, no lo tengo!
    Tanto tiempo sin leerte, por circunstancias aún no me había suscrito, cosa que acabo de hacer, así que seguiré leyendo y haciendo tus recetas.
    Buen verano!

    Josela

    ResponderEliminar
  2. ¡Jajajajaja, sí son los vasos de la nocilla! En casa, con dos niños se consume mucha nocilla y esos vasos me parecieron muy bonitos, jejejejeejeje!! Gracias por suscribirte a mi nuevo blog, espero que te guste. Un abrazo desde Sevilla a Lugo.

    ResponderEliminar