martes, 14 de junio de 2016

Setas aliñadas con cuscús

Una receta fácil y deliciosa para sorprender. Espero que te guste.



Ingredientes para dos personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 3 cucharadas
  • Ajo, 2 dientes
  • Cebolla, 1
  • Coñac, 4 cucharadas soperas
  • Perejil fresco, 6 ramas
  • Pimentón picante, 1 cucharadita colmada
  • Pimienta negra molida, 1/2 cucharadita rasa
  • Sal fina, al gusto
  • Setas de cardo, 500 gr
  • Vino blanco seco, 1 vaso

Para el cuscús:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 1 cucharada
  • Agua, 250 ml
  • Cuscús, 250 gr
  • Mantequilla, 1 cucharada sopera
  • Sal fina, 1 cucharadita

Utensilios:


  • Cacerola con su tapadera
  • Cazo
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, para medir el aceite y la mantequilla
  • Cucharilla de postre, para medir el pimentón picante
  • Cuchillo grande y afilado
  • Tabla de cocina para cortar
  • Tenedor, 2, para separar los granos del cuscús


Elaboración:



Comenzaremos troceando las setas.




Seguidamente pela y pica la cebolla en dados.

A continuación pela y pica los dientes de ajo en láminas.




Tras esto vierte las tres cucharadas de aceite de oliva en la cacerola y caliéntalo a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente añade los dientes de ajo laminados y sofríelos hasta que estén dorados.

Seguidamente, baja el fuego al número 4 de la placa vitrocerámica y añade la cebolla picada junto a una poquita de sal fina. 

Tras esto, remueve con tu cuchara de madera, tapa la cacerola con su tapadera y deja que la cebolla se ablande por espacio de 15 minutos o hasta que esté tierna.

Transcurrido el tiempo, destapa la cacerola y añade las setas troceadas.

A continuación sazónalas con una poquita de sal fina, remueve y deja que las setas se cocinen a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica durante 12 minutos con la cacerola tapada. Remueve de vez en cuando durante el proceso.

Transcurrido el tiempo, destapa la cacerola y agrega la cucharadita de pimentón, remueve con tu cuchara de madera durante 30 segundos y tras esto vierte el vaso de vino blanco seco, las cuatro cucharadas de coñac, la media cucharadita de pimienta negra molida y el perejil picado.





Después tapa la cacerola y deja que las setas se cocinen a fuego medio durante 20 minutos o hasta que el líquido haya reducido a la mitad de su volumen.

Cuando las setas estén listas elabora el cuscús:

Para ello vierte 250 ml de agua en un cazo y llévalo a ebullición.

Cuando el agua rompa a hervir, añade la cucharadita de sal y la cucharada de aceite de oliva.

Tras esto aparta el cazo del fuego, añade los 250 gr de cuscús, remueve con tu cuchara de madera y deja reposar durante 3 minutos.




Transcurrido el tiempo,  pon el cuscús a fuego bajo, añade la cucharada de mantequilla y con la ayuda de dos tenedores ve separando los granos.

Cuando la mantequilla se haya fundido y los granos estén sueltos sirve en los platos.

Sirve las setas y el cuscús caliente.


Delicioso.

"Si estás atravesado un mal momento.... sigue caminando. Lo malo es el momento no tú".

No hay comentarios:

Publicar un comentario