viernes, 9 de diciembre de 2016

319.- Berenjenas a la crema con gambas y jamón

¿A ver que os parece mi propuesta? Un primer plato elegante y delicioso para vuestra cena de Navidad. ¿Nos ponemos a ello? ¡Pues vamos!









Ingredientes para 4 personas:



  • Aceite de oliva, cantidad necesaria para freír las berenjenas
  • Ajo, 4 dientes
  • Berenjenas, 2 unidades grandes
  • Gambas o gambones, 500 g
  • Harina de trigo, cantidad necesaria para cubrir las berenjenas
  • Jamón serrano, 4 lonchas
  • Sal fina, cantidad al gusto


Para la salsa bechamel rosa:


  • Harina de trigo, 80 g
  • Las cabezas de las gambas o gambones
  • Leche entera o semidesnatada, 750 ml (3/4l)
  • Mantequilla, 50 g
  • Nuez moscada molida, 1/2 cucharadita
  • Pimienta negra molida, 1/2 cucharadita
  • Queso emmental rallado, 2 cucharadas
  • Sal fina, cantidad al gusto


Utensilios:



  • Bolsa de plástico
  • Cacerola de tamaño mediana
  • Colador grande de cocina
  • Cuchara de madera
  • Cuchara de postre, te servirá para medir las especias
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el queso rallado
  • Cuchillo grande y afilado
  • Espumadera
  • Fuente apta para el horno
  • Papel de cocina
  • Plato llano
  • Sartén
  • Tijeras de cocina
  • Varillas manuales



Elaboración:



Escoge berenjenas tersas, duras y brillantes. Lávalas bajo el chorro del agua fría del grifo y sécala con un trozo de papel de cocina puesto que vamos a conservar su piel.





Seguidamente corta las berenjenas en rodajas de medio centímetro de grosor, puedes hacerlo con un cuchillo o con una mandolina y sálalas con sal fina al gusto.

A continuación enharina las berenjenas, para ello introduce las berenjenas en una bolsa de plástico preparada con harina de trigo. Cierra la bolsa y agítala hasta que todas las rodajas de berenjenas estén impregnadas de harina.





Tras esto vierte abundante aceite de oliva en una sartén y caliéntalo a fuego fuerte.

Cuando el aceite esté caliente, echa los dientes de ajo aplastados y con su piel.  Cuando los dientes de ajo estén dorados pero no quemados, retíralos.

A continuación fríe las rodajas de berenjenas en el aceite aromatizado con ajo.

Cuando las berenjenas estén doradas, sácalas del aceite con la ayuda de una espumadera y déjalas reposar unos minutos sobre un plato llano cubierto con papel de cocina.





Tras esto coloca las rodajas de berenjenas en la fuente apta para el horno.

Seguidamente pela las gambas, conservando sus cabezas.





Vamos a hacer la bechamel rosa:


Para ello vierte la leche en una cacerola e introduce las cabezas de las gambas en ella, aplasta las cabezas con una cuchara de madera para que suelten sus jugos y llévala a ebullición.




Cuando la leche llegue a su punto de ebullición, retira la cacerola del fuego y cuela la leche. La leche se habrá teñido de rosa.

En la misma cacerola, previamente lavada o en otra distinta, derrite la mantequilla a fuego medio.






Seguidamente añade la harina de trigo y remueve hasta que quede una masa con una consistencia parecida a la de los mantecados.





Después ve añadiendo la leche rosa que teníamos reservada poco a poco y removiendo al mismo tiempo con tus varillas manuales hasta agotar toda la leche. Salpimenta con sal fina, pimienta negra molida y la nuez moscada. Debe quedarnos una crema lisa, sin grumos. ¡Prueba y alucina! La bechamel tiene un delicioso sabor a marisco.





Seguidamente pica con la ayuda de un cuchillo afilado o con una picadora las lonchas de jamón. El jamón debe quedar muy fino.

Tras esto pica las gambas.

Coloca todos los ingredientes en la fuente donde están las berenjenas, en el siguiente orden:

Primero las berenjenas (que ya las tenemos colocadas).

Segundo el jamón picadito.

Después las gambas troceadas.





Tras esto cubre toda la fuente con la bechamel y termina añadiendo el queso emmental rallado.





Esta receta puedes hacerla con antelación y conservarla en el frigorífico bien tapada con film transparente hasta el momento de su degustación.

A la hora de servir precalienta el horno a 200ºC con el calor arriba y abajo.

Cuando el horno esté caliente introduce la fuente y hornéalo durante 15- 20 minutos o hasta que la superficie esté dorada.

Transcurrido el tiempo, saca la fuente del horno, lleva a la mesa y disfruta.





Se sirve caliente.


"Si no sabes que regalar a tus seres queridos por Navidad, regálales tu amor".


No hay comentarios:

Publicar un comentario