domingo, 6 de marzo de 2016

Macarrones con tomates, berenjenas y salchichas frescas

Cocinar, trabajar, estudiar, ayudar a los niños con sus tareas escolares, salir a caminar, leer un capítulo de tu libro, quedar para tomar café con una amiga que hace tiempo que no ves, organizar la casa, redactar la lista de la compra, regar las plantas, ir al supermercado, limpiar los cuartos de baño, planchar,.... tantas cosas por hacer ¿de donde sacar tiempo? Mi solución es tener una mente minimalista y esto significa, saber delegar, priorizar y conocer técnicas de organización y una de esas "técnicas" consiste en cocinar el doble o el triple de alimentos de los que vayas a consumir en el día y congelar la parte que te sobre, dividida en porciones. De ese modo tendrás siempre comida ya hecha en el congelador para esos días en los que el tiempo para cocinar es inexistente, y como hoy, por el hecho de ser domingo, tenía tiempo y ganas de cocinar, he elaborado estos deliciosos macarrones. Espero que os gusten.







Ingredientes para 4 personas:

  • Aceite de oliva "virgen extra", 4 cucharadas
  • Ajo, 2 dientes
  • Berenjena, 1
  • Cebolla,1
  • Guindilla, 1 (opcional)
  • Macarrones, 300g (yo he usado "Penne Rigate", que son unos macarrones de gran tamaño)
  • Orégano seco, 1 cucharadita
  • Perejil fresco picado, 1 cucharada
  • Pimienta negra, al gusto
  • Pimiento rojo, 1
  • Queso parmesano rallado, 4 cucharadas
  • Sal fina, al gusto
  • Sal gruesa, 1 cucharada rasa para hervir la pasta más una cucharadita para espolvorear las berenjenas
  • Tomate grande, 1
  • Salchichas frescas, 200g (unas 4 o 5 salchichas, depende del tamaño)
  • Vino blanco seco, 1/2 vaso

Utensilios:

  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir la sal gruesa, el queso rallado y el perejil
  • Cuchara pequeña, te servirá para medir el orégano
  • Cuchillo grande y afilado de cocina
  • Escurridor 
  • Olla
  • Paño de cocina limpio
  • Papel de cocina
  • Sartén grande y antiadherente con su tapadera
  • Sartén pequeña y antiadherente
  • Tabla para cortar
  • Vaso, te servirá para medir el vino


Elaboración:


Comenzaremos lavando la berenjena bajo el chorro del agua fría del grifo y secándola bien con un trozo de papel de cocina.


Después córtala en rodajas gruesas y estas a su vez en dados pequeños.



Deja a continuación los dados de berenjenas reposar sobre un colador grande de cocina espolvoreadas con una cucharadita de sal gruesa durante 30 minutos, de esta forma eliminaremos el amargor típico de esta hortaliza.



Transcurrido el tiempo de reposo, enjuaga los dados de berenjenas colocando el escurridor directamente bajo el chorro del agua del grifo y removiendo al mismo tiempo los dados de berenjenas con las manos.
Tras esto coloca los dados de berenjenas sobre un paño limpio de cocina y sécalos.



Aunque ya he expuesto todos los pasos de la preparación de la berenjena, en realidad mientras que la berenjena reposaba, pelé y piqué muy fina la cebolla.

Seguidamente pelé y piqué también los dientes de ajo.

Posteriormente lavé bajo el chorro del agua del grifo el pimiento rojo, lo sequé con otro trozo de papel de cocina, lo despepité y lo piqué en dados.



Luego, vertí tres cucharadas de aceite de oliva en la sartén grande y lo calenté a fuego medio.

Cuando el aceite estuvo caliente, introduje los dientes de ajo picados  en la sartén  y los dejé sofreír hasta que estos estuvieron dorados.

Una vez los ajos estuvieron dorados, incorporé a la sartén la cebolla y el pimiento rojo picado. Añadí a continuación una poquita de sal fina y removí el contenido de la sartén con mi cuchara de madera, tapé la sartén con su tapadera y dejé que las hortalizas se cocinaran durante 8 minutos a temperatura media-baja, nº 4 de la placa vitrocerámica.

Transcurrido el tiempo, añade la berenjena troceada y una poquita más de sal fina,  remueve nuevamente con tu cuchara de madera, sube el fuego a una temperatura media-alta, nº 7 de la placa vitrocerámica y déjala cocinar durante 10 minutos más con la sartén tapada.



Mientras tanto, lava el tomate, sécalo con otro trozo de papel de cocina y pícalo.

Transcurrido el tiempo de cocción de las berenjenas, añade el tomate picado, la cucharadita de orégano secola guindilla troceada y un poco de pimienta negra al gusto; remueve con tu cuchara de madera y déjalo hacer durante 6 minutos o hasta que el tomate esté deshecho.


A continuación quita la piel de las salchichas y desmenúzalas.



Vierte la otra cucharada de aceite de oliva en la sartén pequeña y caliéntalo a fuego fuerte.

Cuando el aceite esté caliente, agrega las salchichas desmenuzadas y dóralas removiéndolas con tu cuchara de madera para que queden sueltas.



Cuando las salchichas estén doradas, vierte el medio vaso de vino blanco y déjalo hervir a fuego alto hasta que el alcohol se evapore.


Tras esto, vuelca el contenido de la sartén pequeña (salchichas) sobre la sartén grande (hortalizas).

Pica el perejil y agrégalo a las salchichas con hortalizas. Remueve con tu cuchara de madera.



Cuece ahora los macarrones en abundante agua con sal gruesa el tiempo que indique el fabricante.

Cuando los macarrones esté "al dente", escúrrela sobre un colador grande de cocina y mézclala con la salsa de hortalizas y salchichas caliente.

Por último espolvorea con las cuatro cucharadas de queso parmesano rallado y sirve enseguida.

Se toma caliente.



DELICIOSA

"Cuando no encontramos la felicidad dentro de nosotros mismos es inútil buscarla en otra parte"

No hay comentarios:

Publicar un comentario