domingo, 17 de enero de 2016

13.- Espinacas gratinadas con bechamel

Todo el mundo conoce esta receta pero está tan rica que no quería pasar la ocasión de publicarla.






Ingredientes para dos personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 1 cucharada
  • Ajo, 2 dientes
  • Espinacas congeladas, 400g
  • Jamón ibérico, 2 lonchas gruesas
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • Piñones, 1 cucharada
  • Queso parmesano rallado, 4 cucharadas
  • Sal fina, al gusto

Ingredientes para la bechamel:

  • Harina de trigo, 45g
  • Leche entera, 1 vaso
  • Mantequilla con sal, 30g
  • Nuez moscada, 1/2 cucharadita
  • Sal fina, al gusto


Utensilios:

  • Cacerola pequeña
  • Cacerola grande
  • Cuchara de palo
  • Escurridor grande de cocina
  • Sartén antiadherente grande

Elaboración:


Vamos a comenzar elaborando la bechamel, para ello derrite la mantequilla en una cacerola pequeña a fuego medio- alto, número 7 de la placa vitrocerámica.

Seguidamente añade la harina de trigo y remueve con tu cuchara de madera hasta formar una bola que se desprenda de las paredes.

A continuación añade la leche fría poco a poco, removiendo al mismo tiempo con tu cuchara de madera hasta formar una salsa homogénea y sin grumos; buscamos una consistencia similar a la de las natillas.

Por último salpimenta al gusto y añade la media cucharadita de nuez moscada; vuelve a remover con tu cuchara de madera y reserva.


Llena media cacerola con agua fría y llévala a ebullición.

Cuando el agua comience a hervir echa las espinacas y media cucharadita de sal fina; déjala al fuego durante 7 minutos contando a partir de que el agua comience nuevamente a hervir.

Transcurrido el tiempo, vuelca la cacerola sobre un escurridor de cocina y aprieta las espinacas con tu cuchara de madera para eliminar el exceso de agua. Reserva.


Pela y pica los dientes de ajo.

Vierte la cucharada de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego medio-alto, número 8 de la placa vitrocerámica.

Agrega los dientes de ajo picados a la sartén y fríelos.

Seguidamente incorpora las espinacas a la sartén junto con las lonchas de jamón troceadas.

A continuación vierte la salsa bechamel que tenías reservada y remueve.


Tras esto, agrega dos cucharadas de queso parmesano rallado y vuelve a remover.

Calienta el conjunto a fuego medio, removiendo continuamente con tu cuchara de madera; rectifica de sal fina si esto fuese necesario.

Por último distribuye las espinacas con bechamel en dos cuencos individuales y espolvorea cada cuenco con las otras dos cucharadas de parmesano rallado.

Introduce los cuencos en tu microondas o horno y gratínalo a máxima potencia durante 2 minutos o hasta que el queso se haya fundido.

A continuación, saca los cuencos del horno o microondas y reparte los piñones sobre la superficie de ambos boles.

Vuelve a introducir los cuencos en el horno o microondas y gratínalos un minuto más o hasta que los piñones y el queso estén dorados.

Sácalo del horno y disfruta.



UN PRIMER PLATO RIQUÍSIMO.


No hay conclusión más destructiva que creer que tu eres una víctima y que otros tienen el poder de causar dolor y sufrimiento sobre ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario