domingo, 24 de enero de 2016

24.- Patatas panaderas

Estas patatas se llaman "panaderas" porque antaño se cocinaban en los hornos de hacer el pan. Son unas patatas perfectas para acompañar cualquier plato de carne o pescado. Os gustarán.




Ingredientes para cuatro personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 2 cucharadas
  • Cebolla tamaño grande, 1
  • Patatas, 1 kg (4 patatas grandes)
  • Pimienta negra, al gusto
  • Sal fina, al gusto
  • Vino blanco seco, mejor si es de buena calidad, 1 vaso

Utensilios:


  • Espumadera
  • Cuchillo grande de cocina
  • Fuente de pirex o rustidera que pueda ir al horno
  • Mandolina, opcional, pero es muy útil en este caso
  • Manoplas de horno
  • Pelapatatas o cuchillo pequeño y afilado
  • Tabla para cortar
  • Vaso, te servirá de medida para el vino

Elaboración:


Comienza calentando el horno, con el calor arriba y abajo a 180ºC.

Pela las patatas con la ayuda de un pelapatatas o un cuchillo afilado.



Corta las patatas en rodajas finas, para realizar esta operación es muy útil disponer de una mandolina.


Coloca las patatas en una fuente que pueda ir al horno y salpiméntalas generosamente con sal fina y pimienta negra.



Pela y pica la cebolla en julianas, esto es en tiras.



Dispón las cebollas picadas en la fuente junto con las patatas.

Seguidamente vierte sobre las patatas y la cebolla las dos cucharadas de aceite de oliva; mezcla con las manos hasta que la cebolla y las patatas estén bien impregnadas del aceite.



Introduce la fuente en el horno precalentado y hornéalas durante 1 hora; cada 15 minutos aproximadamente saca, cubriéndote las manos con tus guantes de cocina, la bandeja del horno y con la ayuda de una espumadera o similar, voltea las patatas y las cebollas para que se cocinen todas por igual.

Transcurrida la hora de cocción, vuelve a sacar la fuente del horno y rocíalas con el vaso de vino blanco seco.


Vuelve a introducir las patatas en el horno y déjalas cocer 10 minutos más o hasta que estén tiernas.

B U E N Í S I M A S


Estas patatas son perfectas para acompañar cualquier plato de carne, pescado o..... unos flamenquines sevillanos!!!


"La felicidad no mira de donde nace, sino adónde puede llegar". Séneca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario