lunes, 8 de febrero de 2016

Pasta deliciosa con brécol


  • El brécol tiene un efecto intensamente revitalizante.
  • Es la mejor verdura antiestrés, muy recomendada para todas aquellas personas sometidas a presión o que están en situaciones problemáticas y difíciles.
  • Esta verdura es la mejor aliada para las mujeres que pierden mucho hierro en la menstruación.
  • Como es tan rico en vitamina C, es especialmente útil en los meses fríos, ya que previene los síntomas catarrales, como la tos y los estornudos, así como las infecciones gripales, previene todo tipo de infecciones.
  • El enorme contenido de potasio del brécol, favorece la eliminación de líquidos, por lo que disminuye la presión arteria. De esta manera se descargan el corazón y el sistema nervioso de todas aquellas personas que llevan una vida sedentaria y una alimentación que abusa de la sal.
  • Ayuda a controlar la inquietud nerviosa, la irritabilidad y los trastornos del sueño, es un sedante natural.
  • Previene las enfermedades intestinales.
  • Mejora la digestión y alivia el estreñimiento.

Y si además lo usamos como ingrediente principal en una receta tan rica como esta.... 





Ingredientes para dos personas:


  • Brécol fresco o congelado, 12 arbolitos
  • Huevo tamaño XL, 1
  • Macarrones grandes, 170g
  • Mantequilla, la suficiente para untar el molde
  • Nata "especial cocina", un brick de 200ml
  • Orégano, 1 cucharadita
  • Pimienta negra recién molida, 1/2 de cucharadita
  • Queso parmesano rallado, 3 cucharadas colmadas
  • Sal gruesa, 2 cucharaditas colmadas (para hervir la pasta y el brécol)
  • Sal fina, al gusto
  • Tomate pelado y entero, una lata de 410g "peso neto"

Utensilios:


  • Cacerola
  • Cuchara de madera
  • Cucharilla, te servirá de medida para el orégano, la sal gruesa y la pimienta
  • Escurridor grande de cocina
  • Espumadera
  • Fuente para el horno
  • Rallador de queso

Elaboración:


Comienza vertiendo abundante agua en la cacerola y llévala a ebullición.

Cuando el agua comience a hervir, añade una cucharadita de sal gruesa y los macarrones. Remueve con tu cuchara de madera y espera hasta que el agua hierva de nuevo, después deja cocinar los macarrones el tiempo que indique el fabricante de la pasta* (en mi caso fueron 12 minutos de cocción).

*En todos los paquetes de pasta alimenticia te recomiendan dos tiempos de cocción, "al dente" y "suave", para esta receta los debemos hervir "al dente".

Cuando los macarrones estén al dente, escurre toda el agua de la cacerola sobre un colador grande de cocina y refresca los macarrones bajo el chorro del agua fría del grifo para detener la cocción. Seguidamente escurre y reserva.



Después separa los tallos del brócoli en el caso de que lo hayas comprado fresco.  El brécol congelado ya viene separado.



Tras esto, vierte nuevamente agua en la cacerola y llévala a ebullición. Para hervir los tallos de brócoli no necesitamos mucha agua, sólo la necesaria para cubrir la verdura, de esta manera evitaremos una mayor disolución de las vitaminas en el agua.

Cuando el agua comience a hervir añade la otra cucharadita de sal gruesa y los tallos de brócoli, remueve con tu cuchara de madera y espera a que el agua hierva nuevamente. Tras esto  déjalos cocer durante 4 minutos.

Cuando los tallos de brócoli estén "al dente" sácalos con la ayuda de una espumadera y resérvalos en un plato llano.

A continuación, unta el molde del horno con una nuez de mantequilla.

Escurre la lata de tomates pelados y enteros sobre un colador, para eliminar el exceso de líquidos, después trocéalos y añádelos al molde.



Seguidamente dispón la pasta y el brécol en el molde junto con los tomates.



Tras esto, casca el huevo y separa la yema de la clara. Deshecha la clara (puedes conservarla en el frigorífico para otra elaboración) y echa la yema en un bol. Mezcla la yema de huevo con la nata y una poquita de sal fina.



A continuación vierte la mezcla sobre la pasta y el brécol y remueve bien con tu cuchara de madera.



Por último espolvorea la superficie con el orégano seco, la pimienta negra recién molida y el parmesano rallado.



Precalienta el horno 180ºC  y hornéalo durante 20 minutos o hasta que la superficie tenga un bonito color dorado.

Si no dispones de horno o no deseas encenderlo puedes calentar el conjunto en el microondas durante 3 minutos a máxima potencia y después gratinarlo.




D E L I C I O S O


"La vida es un arco iris que incluye el negro".

No hay comentarios:

Publicar un comentario