domingo, 31 de enero de 2016

Salmón con espárragos y salsa de queso azul

Descubrí esta receta hace ya algunos años y a mi marido y a mí nos encanta. Tanto el salmón con el queso azul tienen sabores fuertes pero la combinación de ambos es absolutamente deliciosa, yo suelo acompañar este plato con espárragos, que le aporta el toque fresco que necesita; no os aconsejo acompañar este plato con patatas fritas porque sería demasiado pesado, si no os apetece acompañarlo de verduras podéis combinarlo con patatas asadas o al vapor. Os aseguro que es una delicia. Espero que os guste.




Ingredientes para dos personas:


  • Aceite de oliva "virgen extra", 2 cucharadas
  • Ajo en polvo, 2 cucharaditas
  • Eneldo, 2 cucharaditas
  • Espárragos trigueros, un manojo
  • Leche entera, 1/2 vaso
  • Queso azul, 100g
  • Queso en porciones tipo "El caserío", 4
  • Sal fina, al gusto
  • Sal gruesa, 1 cucharadita (en el caso de cocer los espárragos en agua)
  • Salmón fresco, 2 rodajas hermosas

Utensilios:


  • Cacerola o vaporera para cocer por el modo tradicional o al vapor los espárragos
  • Cuchara de madera
  • Cucharilla, te servirá de medida para el ajo en polvo y el eneldo
  • Sartén mediana y antiadherente

Elaboración:

Comenzaremos troceando los espárragos y cociéndolos en una cacerola con agua y una cucharadita de sal gruesa durante 10 minutos, contando a partir de que el agua comience a hervir o hasta que adquieran la consistencia deseada.

Si tienes vaporera para el microondas introduce los espárragos troceados en ella y cocínalos a máxima potencia durante 14 minutos o hasta que los espárragos adquieran la consistencia deseada; después sálalos al gusto, con sal fina.


Tras esto, espolvorea cada filete de salmón con el eneldo, el ajo en polvo y una poquita de sal fina.


Vierte las dos cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntelo a fuego fuerte.

Introduce las rodajas de salmón en la sartén y fríelos un minuto por cada lado.

Transcurrido el tiempo, retira los filetes de salmón de la sartén y consérvalos en un plato tapado con otro plato o una tapadera.

Tras esto, trocea los quesos y échalos a la sartén.




Después vierte la leche y coloca la sartén a fuego medio; remueve con tu cuchara de madera para deshacer el queso y deja que la salsa espese durante unos minutos.

El queso azul aporta la sal  necesaria a la salsa por lo que no es necesario añadir más.




Cuando los quesos se hayan derretido y la salsa haya espesado un poco, incorpora las rodajas de salmón; cocínalo todo junto durante 1 minuto, lo justo para que el salmón adquiera la temperatura ideal para tomar.

Sirve las rodajas de salmón en los platos y salséalos un poco, coloca el resto de la salsa en una salsera para que cada comensal se sirva lo que desee.

Termina el plato incorporando los espárragos cocidos.




¡QUE LO DISFRUTÉIS!




"Al final todo saldrá bien, si no sale bien es que aún no es el final."

No hay comentarios:

Publicar un comentario