martes, 16 de febrero de 2016

Bizcocho de peras y dátiles con salsa de caramelo

Hoy tenía muchas ganas de meterme en la cocina y hacer algo dulce y entre mis opciones se encontraba este bizcocho. Es un bizcocho muy fresco, no demasiado dulce por esa razón os aconsejo que lo acompañéis de la salsa de caramelo que os propongo porque lo equilibra, le aporta el dulzor que le falta y juntos conforman un bocado delicioso. Os lo presento.






Ingredientes para 8 personas:

  • Agua, 300 ml
  • Azúcar moreno, 170 g ( una taza bien colmada)
  • Dátil sin hueso, 20 unidades
  • Extracto de vainilla, 1 cucharadita
  • Harina de repostería, 150 g (una taza y 1/2)
  • Huevo tamaño XL, 2
  • Jengibre molido, 1 cucharadita
  • Levadura de sobre "tipo royal", 1 sobrecito
  • Mantequilla "con sal", 70 g (también se puede usar "Tulipán")
  • Pera, 4 (para este bizcocho es preferible que las peras estén algo duras)

Para la salsa de caramelo:

  • Agua, 4 cucharadas
  • Azúcar blanquilla, 320 g (2 tazas)
  • Extracto de vainilla, 1 cucharadita
  • Nata "para montar", 400 ml (2 tazas)

Utensilios:

  • Bol grande
  • Cazo
  • Cuchara pequeña, te servirá de medida para el jengibre y el extracto de vainilla
  • Cuchillo de cocina pequeño y afilado
  • Molde desmontable de 20 cm de diámetro
  • Papel sulfurizado
  • Prensa patatas
  • Tamizador, en su defecto un colador
  • Taza "tamaño café", te servirá de medida para el azúcar, la harina y el azúcar
  • Varillas eléctricas


Elaboración:


Vamos a comenzar elaborando la salsa de caramelo.


Para ello, vierte las cuatro cucharadas de agua en un cazo junto a las dos tazas de azúcar blanquilla.



Después coloca el cazo a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica y déjalo cocer SIN REMOVER.



Cuando el caramelo haya adquirido un color dorado claro APÁRTALO DEL FUEGO y CON EL MÁXIMO CUIDADO, ve añadiendo poco a poco la nata líquida, removiendo al mismo tiempo.

Por favor ten mucho cuidado porque las quemaduras de caramelo no son ninguna tontería.

Como último paso, agrega la cucharadita de extracto de vainilla, remueve bien para integrar bien el extracto y deja la salsa enfriar en el frigorífico hasta la hora de servir.

Esta salsa se conserva bien tapada hasta una semana en el frigorífico.



Comenzaremos la elaboración del bizcocho precalentando el horno a 180ºC.


Tras esto, forra el molde desmontable con el papel sulfurizado.



Después, pela, descorazona y parte en julianas las peras. Forra la base del molde con ellas; no importa que las peras se monten unas sobre otras.



A continuación vierte los 300 ml de agua en un cazo e introduce los dátiles sin huesos en él.




Coloca ahora el cazo a fuego fuerte y deja que el agua rompa a hervir. Tras el primer hervor deja cocer los dátiles durante 10 minutos o hasta que estos estén tiernos. Después aplástalos con el agua sobrante con la ayuda de un "prensa patatas".



Una vez hecho esto, pasa el puré a un bol amplio y déjalo que se enfríe.

Añade la taza de azúcar moreno y la mantequilla a temperatura ambiente una vez el puré de dátiles esté frío.


Tras esto, casca y añade los huevos enteros al bol.

Seguidamente, agrega al bol la harina con la levadura previamente tamizada.


Terminamos los ingredientes añadiendo la cucharadita de jengibre y la cucharadita de extracto de vainilla.



Bate ahora el conjunto con varillas eléctricas hasta que todo esté bien integrado.



Después vierte la mezcla sobre las peras y hornea el bizcocho a 180ºC durante 1 hora.

El tiempo de cocción va a depender mucho del tipo de horno, para saber si el bizcocho está hecho pincha el bizcocho con una brocheta de madera, si esta sale seca significa que el bizcocho está hecho.

Una vez el bizcocho esté hecho, sácalo del horno y déjalo enfriar antes de desmoldar.



Sirve el bizcocho regado con un poco de salsa de caramelo.


UN PLACER.



"El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede." Jorge Bucay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario