lunes, 15 de febrero de 2016

Brócoli con patatas y huevos {al estilo de Sevilla}

Este mes participo en el evento de "cocina sana"que organiza "cocina facilísimo" con esta sanísima y deliciosa receta. 
He elegido el brócoli como ingrediente principal por ser un super-alimento. Es casi el alimento perfecto por poseer propiedades anticancerígenas. Al consumirlo nos proporciona una gran fuente de minerales, potasio, hierro, magnesio.... no tiene apenas grasas lo que lo hace ideal para mantener el peso pero si muchos antioxidantes lo que lo convierte en un alimento perfecto para mantener la juventud de la piel y por si todo esto fuera poco también ayuda a mantener la memoria.
Esta receta la he extraído "del recetario sevillano popular "y os aseguro que es una gozada, espero que os guste y sobre todo que os animéis a hacerla.




Ingredientes para 2 personas:

  • Aceite de oliva "virgen extra", 5 cucharadas (3+ 2)
  • Agua, 1 vaso más la que se necesite para los diferentes "hervidos"
  • Ajo, 2 dientes
  • Bicarbonato sódico para desinfectar las verduras, opcional
  • Brócoli natural, 500g
  • Cominos, 1 cucharadita
  • Huevo, 2
  • Pan, a ser posible del día anterior, 2 rebanadas
  • Patatas, 2
  • Pimentón picante, 1 cucharadita
  • Sal fina, al gusto


Utensilios:


  • Bol grande, para desinfectar las verduras, opcional
  • Colador grande de cocina
  • Cuchillo de sierra
  • Cuchillo pequeño y afilado
  • Espumadera
  • Mortero
  • Pinzas de cocina
  • Sartén con su tapadera
  • Tabla de cocina para cortar

Elaboración:

Separa los tallos del brócoli y sumérgelos durante 10 minutos en un litro de agua con una cucharadita de bicarbonato sódico, de esta manera eliminamos toda la suciedad, los químicos y todos los pesticidas que puedan contener.



Haz lo mismo con las patatas.



Transcurrido los diez minutos de remojo,  escurre los tallos de brócoli sobre el colador grande de cocina y enjuágalos bajo el chorro del agua fría del grifo.



Procede del  mismo modo con las patatas.

Tras toda esta operación, vierte agua en una cacerola grande (la suficiente para que cubra la verdura) y llévala a ebullición.

Cuando el agua comience a hervir, introduce los tallos de brócoli y una cucharadita de sal fina; déjalos cocer durante 4 minutos contando a partir de que el agua comience nuevamente a hervir.


Una vez transcurrido el tiempo, retira los tallos de brócoli con la espumadera y resérvalos en un plato. No tires el agua de la cocción porque la vamos a necesitar más tarde.

Seguidamente pela y trocea las patatas en dados de tamaño mediano.



Luego introduce los dados de patatas en el mismo agua de cocer los tallos de brócoli y llévala a ebullición a fuego fuerte.

Una vez el agua comience a hervir, deja los dados de patatas cocer durante 15 minutos.

Transcurrido los 15 minutos retira del agua, con la ayuda de la espumadera, los dados de patatas y resérvalos.

Después pela los dientes de ajo y déjalos enteros.

Seguidamente, corta con el cuchillo de sierra las dos rebanadas de pan.

Tras esto, vierte tres cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 8 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente, introduce los dientes de ajo y las rebanadas de pan en la sartén y déjalos hasta que se tuesten por un lado, después dales la vuelta con la ayuda de las pinzas de cocina y deja que se tuesten por el otro lado.



Cuando todo esté dorado, saca el pan y los dientes de ajo de la sartén, pásalo todo al mortero y machácalo hasta obtener una pasta.


Seguidamente, añade las otras dos cucharadas de aceite de oliva a la sartén y deja que se caliente a fuego medio  y tras esto añade la cucharadita de cominos.


Deja que los cominos se tuesten durante 20 segundos para que se desprendan los aromas y después añade la cucharadita de pimentón picante.



Deja el pimentón picante durante 5 segundos removiendo con tu cuchara de madera y vierte enseguida el vaso de agua.

Tras esto añade el contenido del mortero más una pizca de sal fina y déjalo cocer durante 5 minutos a fuego lento removiendo de vez en cuando.



Transcurrido los 5 minutos, añade el brócoli y las patatas; tapa la sartén y déjalos hacer durante 5 minutos a fuego bajo, agitando suavemente la sartén de vez en cuando.



Para finalizar destapa la sartén y casca los huevos encima de los brócolis y las patatas: sazona cada huevo con una pizca de sal fina y vuelve a tapar la sartén. Deja que los huevos se cuajen a fuego lento. Agita suavemente la sartén de vez en cuando para evitar que el contenido de la sartén se pegue al fondo.


Cuando los huevos estén listos (la yema poco hecha y la clara dura) sirve los brócolis con patatas y huevos.


SU SABOR ES IMPRESIONANTE.




"Somos seres espirituales viviendo una experiencia humana".

3 comentarios:

  1. Esto tiene que estar fenomenal!
    Soy gallega pero me gustan mucho tus recetas con aires del sur, van muy bien con mi gusto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Jajajajajajaj, esto está riquísimo!! Esta receta es muy antigua. Mi abuela Carmen era de un pueblo sevillano en la frontera con Cádiz y ella lo hacía muchísimo. Tengo muchas recetas de mi abuela en el blog, ¡casi todas en las que se emplea el mortero! Te animo a que la haga, seguro que te gusta. Feliz día gallega.

      Eliminar
  2. Waaaw con lo que a mi me gusta el este aliño para las verduras, y nunca lo he preparado con brócoli y patata. (con acelgas, coliflor, berenjenas, etc) Por aquí lo llamamos "esparragado". Esta receta va a la lista de cositas ricas por probar del Delantal Rojo Cereza! ;)
    Un beso, Sandra!!

    ResponderEliminar