martes, 6 de septiembre de 2016

Revuelto de patatas, pimientos y jamón del país

Bienvenidos a mi blog, para el día de hoy os propongo un delicioso y nutritivo revuelto, perfecto como primer plato en el almuerzo o como plato único a la hora de la cena. Espero que os guste. Feliz día.






Ingredientes para 2 personas:


  • Aceite de girasol, un vaso grande (aproximadamente) para freír las patatas
  • Aceite de oliva, 1 cucharada
  • Cebolla, 1
  • Huevos tamaño grande, 4
  • Jamón serrano, 60-80 gr (4-6 lonchas)
  • Patatas, 2
  • Pimienta negra molida, cantidad al gusto
  • Pimientos verdes, 4
  • Sal fina, cantidad al gusto

Utensilios:

  • Bol
  • Cuchara de madera
  • Cuchara sopera, te servirá para medir el aceite de oliva
  • Cuchillo grande y afilado
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Pinzas de cocina
  • Sartén honda
  • Sartén grande y antiadherente
  • Tabla de cocina para cortar
  • Varillas manuales o tenedor 


Elaboración:


Comienza friendo los pimientos verdes. Para saber como hacerlo haz click en el siguiente enlace:


Una vez estén fritos, sácalos de la sartén y resérvalos en un plato llano cubierto de papel de cocina.




A continuación pela y corta las patatas en dados.




Seguidamente pela y pica la cebolla en julianas o en dados (al gusto).

Calienta el aceite que has usado para freír los pimientos verdes a fuego medio.

Cuando el aceite esté caliente echa las patatas y la cebolla y fríelas durante 15 minutos o hasta que estén tiernas.

Transcurrido el tiempo saca las patatas y las cebollas de la sartén con la ayuda de una espumadera y déjalas reposar sobre un plato llano cubierto de papel de cocina.




Tras esto añade la cucharada de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego medio.

Mientras el aceite se calienta corta el jamón y los pimientos en tiras.

Cuando el aceite esté caliente echa el jamón y los pimientos. Saltea ambos ingredientes durante un par de minutos.



Transcurrido el tiempo añade las patatas, la cebolla, una poquita de sal fina y otra poquita de pimienta negra molida.

Saltea el conjunto unos minutos con el fin de calentarlo.




Seguidamente casca los huevos en un bol y bátelos bien.

Tras esto vierte los huevos batidos y remueve el contenido de la sartén a fuego bajo, hasta que los huevos estén cuajados.




Sirve caliente.

Rico, rico.


"No importa lo que hizo tu mamá o lo que tu papá no hizo....
Eres el único responsable de tu vida y de la energía positiva o negativa, que generes hoy para ti mismo".





3 comentarios:

  1. Qué riquísimo y qué sencillo! Me encanta tu cocina

    Un abrazo

    ResponderEliminar