martes, 26 de abril de 2016

Salchichas al vino blanco

Hoy es martes y como dice el refrán "ni te cases ni te embarques" ¡hay que ver que mala fama tiene este día! Pues para hacerlo más llevadero os propongo un menú super-sencillo, muy económico, rápido de hacer y riquísimo, para que dediquéis vuestro tiempo a otras cosas..... ¡feliz martes!




Ingredientes para 4 personas:

  • Aceite de oliva "virgen extra", 6 cucharadas
  • Ajo, 3 dientes
  • Caldo de pollo, 500ml (dos vasos)
  • Cebolla, 1
  • Harina fina de maíz "Maizena", 1 cucharadita
  • Laurel, 1 hoja
  • Longanizas blancas, 16 (4 por persona)
  • Sal fina, al gusto
  • Vino blanco seco, 1/2 vaso


Utensilios:

  • Cazuela o cacerola con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande y afilado
  • Pinzas de cocina
  • Tabla de cocina para cortar


Elaboración:


Comienza pelando y cortando la cebolla en julianas.





Seguidamente pela y pica los dientes de ajo.

A continuación vierte el aceite de oliva en la cazuela y caliéntalo a fuego medio-alto, nº7 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente añade los dientes de ajo picados y sofríelos hasta que estén dorados.


Tras esto baja el fuego a temperatura media (nº5 de la placa vitrocerámica) y añade las cebollas picadas junto a una poquita de sal fina. Deja que las cebollas se cocinen por espacio de 5 minutos.

Transcurrido el tiempo introduce las longanizas blancas en la cazuela junto con la hoja de laurel y cocínalas durante 7 minutos girándolas de vez en cuando con tus pinzas de cocina.




Después agrega la cucharadita de harina fina de maíz y remueve con tu cuchara de madera durante 1 minuto aproximadamente.




A continuación vierte el medio vaso de vino blanco seco y remueve bien con tu cuchara de madera.




Deja que el alcohol del vino se evapore durante 2 minutos a fuego medio-alto, nº 8 de la placa vitrocerámica.

Cuando el vino haya reducido su volumen a la mitad más o menos vierte los dos vasos de caldo de pollo y deja que se cocine todo junto durante 10 minutos a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica.




Transcurrido el tiempo retira la cacerola del fuego y estas deliciosas salchichas al vino blanco ya están listas para consumir.

Sirve caliente.

Yo las acompañé de unas "patatas salteadas con ajo y perejil" y...¡mucho pan para mojar en la salsa!


Fácil y rápido.

"La verdadera madurez está en callar, sonreír, dar la vuelta y cambiar de camino. Porque donde la ignorancia habla la inteligencia calla".

No hay comentarios:

Publicar un comentario