martes, 12 de abril de 2016

121.- Guiso sencillo de patatas con pollo



Hoy os propongo un riquísimo guiso de patatas con pollo, fácil de realizar y muy económico, para comer bien cualquier día de la semana. 





Ingredientes para cuatro personas: 

  • Aceite de oliva "virgen extra", 4 cucharadas
  • Ajo, 3 dientes
  • Caldo de pollo, 600ml ( podéis sustituir el caldo de pollo por 600 ml de agua y una pastilla de caldo de pollo)
  • Cebolla, 1
  • Laurel, 2 hojas
  • Orégano seco, 1 cucharadita (opcional), si no te gusta el orégano puedes sustituirla por otra hierba que te guste, como tomillo, romero....
  • Patatas, 1kg. (4-5 según el tamaño)
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • Pollo, 4 muslos
  • Sal fina, al gusto
  • Tomate maduro, 3

Utensilios:

  • Cacerola grande con su tapa
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande y afilado
  • Pinzas de cocina
  • Tabla para cortar

Elaboración:


Salpimenta los muslos de pollo por todos los lados; puedes dejarles o quitarles la piel, como más te guste.



Vierte las cuatro cucharadas de aceite de oliva en la cazuela y caliéntalo a fuego fuerte.

Introduce los muslos de pollo en la cacerola y dóralos por todos los lados.


Mientras los muslos de pollo se doran, pela y pica la cebolla y los dientes de ajo.

Cuando los muslos de pollo tengan un bonito color dorado, agrega a la cazuela la cebolla y los ajos picados junto a una poquita de sal fina y remueve con tu cuchara de palo.


Tapa la cacerola con su tapadera y déjala a fuego medio por espacio de 12 minutos o hasta que la cebolla esté tierna.



Mientras tanto, pica los tomates y cuando la cebolla esté tierna agrégalos al guiso junto con las hojas de laurel; si lo deseas puedes pelar los tomates.



Deja la cacerola a fuego medio diez minutos más.

Seguidamente pela y corta las patatas en trozos grandes.



Transcurrido los diez minutos, agrega las patatas al guiso y añade el caldo de pollo, el caldo debe cubrir las patatas.

A continuación, añade la cucharadita de especia que hayas elegido, yo siempre le pongo orégano porque a mis hijos les gusta mucho esta hierba.




Deja cocer las patatas a fuego alto durante 20 minutos o hasta que estén tiernas.

Por último, emplata y espolvorea el plato con una poquita de pimienta negra recién molida, esta especia usada en poca cantidad potencia el sabor de los alimentos.

Qué rico!!!


"La felicidad no depende de la posición social que se tenga, sino de tu propia disposición a ser feliz."

3 comentarios:

  1. Sandra, que te ha quedado genial.
    Ya me suscribí y ahora a cocinar.

    Un abrazo


    Josela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Josela! Mi primer comentario del nuevo blog, qué ilusión!!!

      Eliminar
  2. Muchas gracias por la receta! tiene muy buena pinta, tengo que probarlo (si supiera cocinar lo haría jeje) Un saludo!

    ResponderEliminar