jueves, 7 de abril de 2016

Habas con morcilla y hierbabuena

Está demostrado que las habas contienen gran parte de las vitaminas y minerales indispensables para la salud del cuerpo humano, además de hidratos de carbono que nos aporta energía. Son también ricas en antioxidantes y buenas para regular el colesterol. Así que introduce las habas en tu dieta, tu salud te lo agradecerá.



Ingredientes para 2 personas:


  • Aceite de oliva, 3 cucharadas
  • Agua, 2 vasos
  • Ajo, 2 dientes
  • Cebolla, 1
  • Habas desgranadas, frescas o congeladas, 500g
  • Harina "Maizena" (fécula de maíz), 1 cucharadita + un vaso pequeño de agua para diluirla
  • Hierbabuena, 2 ramas
  • Laurel, 2 hojas
  • Morcilla serrana ibérica, 1
  • Pastilla de caldo de verduras, 1
  • Pimentón dulce o picante, 1 cucharadita (yo usé del picante)
  • Pimienta negra molida, 1/2 cucharadita rasa
  • Sal fina, al gusto
  • Tomate grande y maduro, 1
  • Vino blanco seco, 1/2 vaso

Utensilios:


  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir las especias
  • Cuchillo grande y afilado
  • Tabla de cocina para cortar
  • Vaso, te servirá para medir el vino y diluir la "Maizena"


Elaboración:


Comienza pelando y picando la cebolla en cubos.

Pela y lamina también los dientes de ajo.

Seguidamente vierte las tres cucharadas de aceite de oliva en la cacerola y caliéntalo a fuego bajo, nº 4 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente introduce los ajos picados en ella y sofríelos hasta que estén dorados, removiéndolos de vez en cuando con tu cuchara de madera.

Cuando los ajos estén dorados, baja el fuego al nº 4 de la placa vitrocerámica y agrega la cebolla picada junto a una poquita de sal fina al gusto.

Remueve con tu cuchara de palo, tapa la cazuela con su tapadera y deja que la cebolla se ablande por espacio de 12-15 minutos.

Cuando la cebolla esté tierna agrega los tomates rallados y rehoga el conjunto a fuego medio durante 5 minutos removiendo de vez en cuando.





A continuación añade las habas sin descongelar en el caso de que sean congeladas, las dos  hojas de laurel y una o dos ramas de hierbabuena, según queráis que sepa más o menos a hierbabuena y remueve un poco.




Seguidamente agrega la cucharadita de pimentón dulce o picante, remueve y rápidamente para evitar que el pimentón se queme vierte el medio vaso de vino blanco seco.





Deja que el alcohol se evapore durante 2-3 minutos.

Después vierte los dos vasos de agua y la pastilla de caldo de verduras. Remueve bien con tu cuchara de madera para deshacer la pastilla y deja cocer a fuego medio durante 30 minutos o hasta que las habas estén tiernas.

Cinco minutos antes de terminar la cocción rectifica de sal y  añade al guiso la solución compuesta por la cucharadita de "Maizena" disuelta en una poquita de agua. Remueve y termina la cocción.





Por último corta la morcilla en rodajas gruesas y añádelas al guiso. Cocina 3 minutos más y...¡listas!





Muy ricas.


"Ama a tu vecino pero no derribes tu verja".

No hay comentarios:

Publicar un comentario