sábado, 23 de abril de 2016

Pimientos verdes rellenos de tortilla de patata

Esta receta como tantas otras fueron publicadas en mi anterior blog "El delantal rojo cereza" hace unos cuatro años y he decidido publicarla aquí porque son de esas recetas que no paro de hacer en casa. Es una receta divertida, sabrosísima y original. He respetado las fotos antiguas porque en estos momentos no disponía de otras. Espero que la receta os guste.




Ingredientes para 4 personas:


  • Aceite de oliva sabor suave, el que se necesite para freír los diferentes elementos
  • Cebolla, 1/2
  • Huevo tamaño mediano, 3
  • Patata tamaño mediana, 2
  • Pimiento verde tipo "italiano", 4
  • Sal fina, al gusto

Utensilios:


  • Bol
  • Cuchara sopera, te servirá para rellenar los pimientos
  • Cuchillo grande y afilado
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Plato llano
  • Sartén grande
  • Tabla de cocina para cortar


Elaboración:


Comenzamos pelando y laminando las patatas.

Seguidamente pela y pica en dados la media cebolla.

Tras esto vierte abundante aceite de oliva suave en una sartén amplia y caliéntalo a fuego medio (nº6 de la placa vitrocerámica).

Cuando el aceite esté caliente agrega las patatas y la media cebolla troceada y fríelas hasta que estén blanditas.

Cuando las patatas y la cebolla estén hechas sácalas de la sartén con la ayuda de una espumadera, sazónalas con sal fina al gusto  y déjalas reposar en un plato llano cubierto de papel de cocina. Retira el aceite del fuego y resérvalo.

A continuación casca los huevos y échalos en un bol, tras esto bátelos y mézclalos con las patatas y la cebolla.

Seguidamente lava bien los pimientos verdes bajo el chorro del agua fría del grifo y sécalo con un trozo de papel de cocina.

Después corta la parte superior de los pimientos y retira las semillas.



Tras esto rellena cada pimiento con la mezcla de huevos ayudándote de una cuchara sopera.



Vuelve a poner la sartén con el aceite al fuego y caliéntalo a fuego fuerte.

Cuando el aceite esté caliente introduce los pimientos rellenos en él y fríelo hasta que los pimientos estén algo dorados.

Cuando los pimientos estén listos sácalos de la sartén y déjalos reposar unos minutos en un plato llano cubierto nuevamente de papel de cocina, de esta forma el papel absorberá la grasa sobrante y te quedarán más ligeros.

Servir caliente acompañados de mayonesa y patatas fritas.




Riquísimos.



"Todo lo que damos hacia fuera, es un reflejo de lo que tenemos dentro"




No hay comentarios:

Publicar un comentario